Esta joven argentina le salvó la vida a un niño que se ahogaba en el mar - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 31 Jul 2019Miércoles, 31/07/19 atrás

Una joven argentina que trabaja como guardavidas en España le salvó la vida a un niño en el mar, que podría haber muerto ahogado.

Macarena Cabrujo tiene 25 años y trabaja en la playa de Can Pere Antoni, en Palma de Mallorca. Al finalizar sus labores como guardavida se quedó jugando al vóley en la playa, el pasado sábado 27 de julio. El mar estaba con bandera amarilla y roja pero algunas personas igual se metieron al agua.

Entre las personas que se bañaban en el mar había un chico de 10 años. Vieron desde la costa que se estaba ahogando a unos 200 metros, cerca las boyas. 

"Desde el momento en que me saqué los pantalones sabía dónde me metía, no tenía ningún elemento de flotabilidad", sostuvo en diálogo con a Radio 2 de Rosario, donde Macarena nació.

Mientras nadaba mar adentro, logró divisar que dos personas salían del agua, pero a unos 5 metros estaba él: un chico que luchaba por mantenerse a flote. "Era un nene hermoso, le grité que aguantara, que lo iba a sacar", contó.

"Yo lo acompañé en el último tramo pero él la peleó solo con sus 10 años. Yo le decía ´Aguantáme que ya vamos a salir juntos´pero se fondea cuando me ve, como que cedió. Entonces me meto y lo saco, lo remolco hasta la primera boya que veo, quería chequear cómo estaba. Logré agarrarme con un solo dedo en uno de los agujeros", relató la joven.

"Con el nene en brazos empiezo a tranquilizarlo, miro a la playa y no había nadie, el 112 -emergencia-no había llegado. Me mira y me dice ´Pensé que no me ibas a sacar porque soy negro´. Si un nene de 10 años tiene eso en mente es muy triste como sociedad. Y yo le dije ´Sos hermoso, vine a sacarte a vos´ pero yo sabía que había pocas posibilidades", remarcó y precisó que el chico era de Senegal.

Macarena mantuvo al chico entre sus brazos durante un tiempo y mientras lo consolaba e intentaba orientarlo el nene le preguntó si estaba vivo o en el cielo. "Lo llené de besos y le dije que íbamos a salir de ahí", relató.

"Ni en pedo lo iba a soltar, no había ninguna posibilidad de que lo abandone. Pero los dos nos cuidamos mutuamente, este nene es un ángel", agregó emocionada.

El Instituto Balear de Emergencias, para el que trabaja Macarena, le dedicó un post en su sitio web en el que elogió la dedicación y el gesto de la argentina.

También difundieron su heroica hazaña desde la cuenta de Twitter de la Policía Portuaria de Baleares.

"El pequeño fue trasladado al hospital para revisar su estado y nuestra Macarena volvió a casa agotada, pero feliz de haberlo conseguido. Desde aquí nuestro homenaje para nuestra socorrista, esperamos que se produzca ese reencuentro con el pequeño para volver a abrazarse, esta vez fuera de peligro. Macarena, eres una gran socorrista pero eres todavía mejor persona. Nuestro reconocimiento y un aplauso a tu valentía. Estamos orgullosos de tenerte en nuestro equipo", consignó el portal.