¿Otro SPUNC? Denuncian posible fraude por la venta de lotes en un barrio privado de Maipú - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 30 Jul 2019Martes, 30/07/19 atrás

El proyecto inmobiliario Los Fresnos comenzó en 2014 con la creación del fideicomiso J.J. Paso integrado por la inmobiliaria Contacto SA representada por Martín Carballo, la empresa Desarrollos Ecológicos SA, presidida por el fallecido Ricardo Gattás y los propietarios del terreno, Emma Nerviani de Clement, Laura Virginia Clement, Silvia Inés Clement y Emilio Marcelo Clement. 

De este modo Carballo se quedaba con la administración del proyecto y también la exclusividad en la comercialización de los lotes, la empresa de Gattás se responsabilizaba de las obras de urbanización mientras que la familia Clement aportaba el terreno de 8 hectáreas. Según información aportada por compradores del total de 166 ya se habrían vendido unos 80 de los cuales ninguno ha sido escriturado por las demoras en la realización de las obras de urbanización.

Sergio, uno de los damnificados que habló con este diario, en setiembre de 2015 pagó al fideicomiso la suma de $310.0000 por un lote de 307 m2, y según se detalla en el boleto de compraventa, debería escriturarse una vez finalizadas las obras de urbanización que tenían como plazo máximo de ejecución un total de 24 meses contados a partir de la firma del contrato. 

Casi cuatro años más tarde Sergio como el resto de los compradores aún siguen esperando poder escriturar sus terrenos como también que se terminen las obras de urbanización. 

Pero lejos de haber avanzado lo cierto es que las obras estarían totalmente paralizadas desde hace un buen tiempo y lo que se había construido ha sido blanco de sucesivos robos y vandalismo, sobre todo en lo que respecta al portal de ingreso y el cierre perimetral.

La paralización de obras comenzó a despertar desconfianza y el malestar entre los compradores que entregaron sus ahorros en busca del sueño de la casa propia. Para ellos la única respuesta concreta a sus reclamos es la renuncia de Martín Carballo al contrato de fideicomiso, la negativa a finalizar las obras por parte de los titulares de Desarrollos Ecológicos y la oposición de los titulares del terreno a asumir un costo que creen no les corresponde.

Ante esa situación algunas damnificados han optado por la vía legal para exigir el cumplimiento de lo que se les prometió en el contrato de compraventa. 

En ese sentido el abogado de uno de los compradores dijo a este diario que la forma en que se ha actuado podría configurarse como un ardid o engaño ya que la inmobiliaria vendió todo lo que pudo y luego abandonaron la urbanización. 

Además que el contrato de fideicomiso es claro en cuanto a que Martín Carballo debería ser quien se hiciera cargo de la urbanización, administrara el dinero el dinero resultante de las ventas y controlara que las obras se realizaran. No cumplir con ese compromiso podría constituirse al menos como una administración fraudulenta la cual está encuadrada como un delito penal.

Por otro lado el abogado indicó que la gente que puso el terreno (Clement) hizo un aporte real como también lo han hecho las personas que confiaron sus ahorros a los responsables del emprendimiento. Por eso entiende que el accionar de estos podría configurarse como fraude ya que se ha incurrido en un ilícito civil que es el incumplimiento contractual. Además generan una imagen de solvencia y seriedad que después no se condice con la realidad.

En ese sentido entiende que la opción que tiene los damnificados es presentar una acción de escrituración cuyo costo tendrán que afrontarlo de su bolsillo y aunar sus reclamos entre todos los damnificados para accionar penalmente.

A pesar de que las obras siguen paralizadas lo que no se ha detenido es la venta de lotes que hasta el cierre de esta nota se ofertaban en la web oficial de la inmobiliaria Contacto a un valor 27.630 dólares. También en internet hay avisos con ofertas a menor precio ofrecidos por otras inmobiliarias o en Mercado Libre quienes al momento de responder sobre los plazos de escrituración aclaran que son lotes de propietarios y que no están en condiciones de dar una fecha concreta.

Quién es quién en esta historia

Martín Carballo figura como presidente y director de Contacto SA, reconocida inmobiliaria con más de 40 años de historia en la provincia que fue iniciada por sus padres Mónica Veyras y Manuel Carballo quien participó de la firma hasta hace un tiempo. De hecho en 2015 en una nota de Diario Los Andes se mostraba como el artífice de la alianza estratégica con la empresa Desarrollos Ecológicos de Ricardo Gattás con la que llevaría adelante diversas inversiones inmobiliarias, entre ellas, Villa Álzaga en Chacras de Coria, tres proyectos en Godoy Cruz y otro en calle Paso de Maipú (Los Fresnos). También figura como integrante de otras cuatro sociedades anónimas vinculadas con la actividad inmobiliaria, entre ellas, Lomas de Potrerillos SA, La Caprichosa SA, Merta SA y Grupo Castrelo SA (en formación).

  Martín, Juan Manuel y Manuel Carballo  

Martín es hermano del consultor político Juan Manuel Carballo con quien ha compartido trabajo en la empresa Corporativa SA donde daban servicios de consultoría y marketing. Juan Manuel también es titular de la firma Carballo y Asociados Consultores y desde allí logró cierta notoriedad luego de trabajar como director estratégico de la campaña presidencial de Alberto Rodríguez Saá en 2011. Actualmente es asesor en la campaña electoral de "Protectora" donde también figura como candidato a senador para las próximas elecciones provinciales. Cabe recordar que Protectora, conducida por José Ramón y Mario Vadillo, desembarcó en la política defendiendo los derechos de los consumidores.´

Desarrollos Ecológicos es una sociedad constituida en 2012 por Ricardo Gattás y su hijo Iván Nicolás Gattás con el objeto de realizar actividades inmobiliarias, financieras y comerciales. Tras el fallecimiento de Ricardo Gattás la presidencia de la sociedad quedó a cargo de Iván y su hermana Martina quienes según el testimonio de los damnificados se nieguen a asumir la responsabilidad de finalizar la urbanización. Esto a pesar que el contrato de fideicomiso afirma que será el fiduciante B (Desarrollos Ecológicos) quien aportará los fondos que demande la urbanización del inmueble incluyendo materiales, mano de obra, honorarios profesionales, impuestos aportes, tasas, etc.

La familia Clement es propietaria del terreno de 8 hectáreas que recibieron en herencia de Emilio Clement, quien había adquirido la propiedad en el 1971. Según el testimonio de unos de los damnificados desde la familia Clement le habrían informado que ya iniciaron acciones judiciales por su parte en contra de la administración de Contacto. 

Al respecto de lo aquí contado, José Luis Ramón sostuvo: "Juan Manuel Carballo, no tiene ninguna relación económica ni de dependencia con los titulares de la empresa Contacto. Y pretender vincularlo a nuestra fuerza política, está claramente tratando de dañar nuestra imagen...".