"Sorry, pero": el Gobierno salió a responder los dichos de CFK en Mendoza - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 28 Jul 2019Domingo, 28/07/19 atrás

La frase de Cristina Fernández de Kirchner haciendo una comparación polémica con Venezuela, el sábado en San Martín, llegó a los principales medios nacionales y hasta internacionales, pero también generó la inmediata reacción del gobierno de Mauricio Macri y de varios funcionarios, que aprovecharon para señalar que fueron las políticas del exgobierno kirchnerista habrían desembocado en las consecuencias que se viven en el régimen venezolano, que lidera Nicolás Maduro.

"Sorry, pero hoy con la comida estamos igual que Venezuela", dijo ayer CFK cuando intentaba explicar el exabrupto que tuvo esta misma semana a referirse con el terreno que están ganando marcas de segunda y tercera línea, a las que refirió como "pindonga o cuchuflito". 

"No lo digo yo, lo dice la FAO, que en 2014 había sacado aquel informe que Argentina había llegado entre los países de hambre cero. Ahora nos marca a Guatemala, Venezuela y Argentina. ¿Se acuerdan que si nosotros seguíamos nos íbamos a parecer a Venezuela? Sorry, hoy con la comida estamos igual que Venezuela", lanzó Cristina Kirchner durante la presentación de su libro Sinceramente. 

El primero en reaccionar fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que señaló que la continuidad de Cristina Kirchner o la sucesión a través de Daniel Scioli en 2015 hubiera significado llegar a Venezuela. "Si el gobierno de Cristina y las políticas del kirchnerismo seguían íbamos inexorablemente camino a lo que está sucediendo hoy en Venezuela", dijo Frigerio a diario La Nación.

"Eso hubiera sucedido desde el punto de vista energético, crisis alimentaria, y desde la intolerancia a los que piensan distinto", aseguró el titular de la cartera política.

Desde la Casa Rosada confiaron a ese medio porteño que las declaraciones de Cristina favorecen la estrategia del Gobierno, que es mostrar el lado más cuestionable del kirchnerismo. Al igual que con el desliz de CFK cuando criticó las segundas marcas denominándolas "Pindonga y Cuchuflito" cuando en realidad emplean a gran cantidad de trabajadores.

Y las críticas no solo surgieron desde el oficialismo: "Fue una declaración absurda y ridícula si las hay", calificó el candidato a presidente José Luis Espert sobre los dichos de Cristina Kirchner.