Mendoza gasta $2 millones al año para limpiar canales - Mendoza Post
Sábado 27 Jul 2019Sábado, 27/07/19 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

Los movimientos ecologistas de la provincia han ido creciendo y, bajo el slogan "el agua de Mendoza no se toca", intentan generar conciencia sobre el cuidado del ambiente. Pero mientras arremeten contra la actividad minera y el fracking, son los mismos ciudadanos los que no paran de tirar basura.

Tan grave es la situación, que hace unos días, personal de Hidráulica extrajo 80 metros cúbicos de basura del colector aluvional de Tupungato.

En los primeros 3500 metros del canal, el personal debió sacar toneladas de basura domiciliaria, envases plásticos y otro tipo de residuos.

La dirección de Hidráulica hace varios de estos operativos de limpieza a lo largo del año, porque la basura se sigue acumulando. Estos canales aluvionales son los que evitan deslaves y contienen las aguas que vienen con fuerza desde lo alto de la cordillera laderas abajo. Aunque no son muy habituales, en Mendoza el peligro siempre está latente.

"Cada uno de esos operativos de limpieza nos cuesta a los mendocinos unos $50 mil o más, y se hacen una docena al año", precisó el director de Hidráulica, David Cangialosi, "calculamos unos $2 millones para tareas de limpieza".

¿El agua de Mendoza no se negocia?

Respecto del cuidado del agua, Cangialosi remarcó que "es un gran problema la basura, porque se encuentran muchos envases que contaminan, se degrada la pintura y eso contamina la tierra y el agua. Pasa en los canales y también en las acequias".

El funcionario también indicó que "muchas personas tapan los cauces secos de los ríos con basura y es un peligro porque, cuando hay agua, el agua sigue ese cauce natural y todo se desborda".

En este sentido, precisó que, por ejemplo, en la presa Sosa, de Luján de Cuyo, hay muchas mensuras mal hechas: "hay gente que compró terrenos por donde antes pasaba un cauce, porque no se hicieron bien las mensuras y no se dibujaron.

"Yo solicité que cuando se hagan mensuras lleguen a hidráulica para ir marcando los ríos secos, para superponer los mapas y tenerlos como corresponde, pero no se hace", confesó.

Agregó que hay una gran necesidad de impermeabilizar los canales, pero "son kilómetros y kilómetros, es una inversión millonaria y. como no son obras que generen dinero, terminan aplazándose. Pero el gasto de hacer esas obras es muchísimo menor al que habría que afrontar si viene un aluvión".

A pesar de las tareas de limpieza, Cangialosi aseguró que "a los tres días tenés la basura de nuevo. Hemos encontrado muebles, calefones, cocinas y hasta autos en los canales. Yo estoy en contra de la contaminación, pero veo muchos mendocinos que protestan contra una minería que no existe mientras, por otro lado, contaminan todos los canales".