Los pilotos no leerán más críticas contra Macri, pero se movilizarán - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 24 Jul 2019Miércoles, 24/07/19 atrás

Los pilotos agremiados en la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA) anunciaron este miércoles que no seguirán con la lectura de proclamas al final de los vuelos de Austral, mientras los afiliados a la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) analizaban tomar la misma decisión, según fuentes sindicales.

Por el lado de UALA, el gremio indicó en un comunicado que el cese de la medida se tomaba porque "ya se ha cumplido el objetivo de concientización" y ratificaron la movilización que realizarán mañana, a las 10, en el sector C de Aeroparque, que consistirá en una "panfleteada" con "batucada", pero sin que afecte el normal desarrollo de las operaciones.

"Dentro del trabajo de concientización propuesto en su oportunidad tendiente a informar a los pasajeros sobre la crisis que vive el sector aéreo, informamos que queda sin efecto la modalidad de mensajes a realizar a los pasajeros", indicó UALA.

Asimismo, convocó, en "el Plan de Lucha propuesto, a todos los Asociados de UALA para mañana (miércoles), a las 10, a participar de una movilización de Pilotos que se realizará en el Aeroparque Jorge Newbery".

Fuentes aeroportuarias indicaron a Téla

m que, si bien estas protestas suelen ser llevadas adelante por pilotos vestidos con sus uniformes pero que no están convocados para prestar servicio ese día y a esa hora, no descartaron que pueda haber algún tipo de demoras en la partida de los vuelos.

APLA, en tanto, no comunicó la misma decisión oficialmente pero fuentes vinculadas al sindicato que abarca a pilotos de Aerolíneas Argentinas, Latam y Andes señalaron que "internamente" se resolvió en el mismo sentido que UALA.

Pueden haber demoras en Aeroparque.

Esto pese a que esta mañana el jefe del gremio, Pablo Biró, había anunciado que la lectura de los comunicados "continuaría".

Las fuentes consultadas señalaron que la decisión de suspender la lectura de las proclamas obedece a algunos incidentes ocurridos con pasajeros de al menos un par de vuelos Aerolíneas, que protestaron y se quejaron por la actitud de los comandantes.

El conflicto se desató cuando los comandantes de algunos vuelos de Aerolíneas y Austral leyeron al final del vuelo, un documento crítico de la política aerocomercial del Gobierno.

Bullrich había criticado las medidas de fuerza.

Tanto desde el Ministerio de Transporte, como de la misma Aerolíneas, rechazaron la medida, al argumentar que estaban utilizando bienes del Estado con fines políticos y realizando "campaña" a favor del kirchnerismo.

El presidente de Aerolíneas, Luis Malvido, anticipó a esta agencia que se iba a iniciar un sumario a aquellos pilotos que tomaron esa decisión y no descartó sanciones, al tiempo que reclamó el "inmediato cese" de la medida.