Músico argentino en la Casa de Papel: "Tocamos Bella Ciao y es una fiesta" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 24 Jul 2019Miércoles, 24/07/19 atrás

 La Casa de Papel, la producción española de Netflix, es un fenómeno mundial. La tercera temporada tuvo la participación del argentino Rodrigo de la Serna quien se lució con su personaje "Palermo" y  volvió a poner en valor el talento nacional. Sin embargo, no fue el único. Es que la banda argentina La Fanfarria del Capitán compuso una adaptación de Bella Ciao, la canción que se convirtió en un himno de la serie española en el mundo.

Francisco Mercado, violinista de la banda contó en primera cómo fue grabar en una serie de esas dimensiones. En comunicación con Te digo lo que pienso que conduce Ricardo Montacuto por radio Nihuil aseguró que cuando tocan la emblemática canción se produce una fiesta total.

"Somos una banda que empezó a girar en 2011. En un festival de carpinteros nos presentaron la canción Bella Ciao. La tocamos, la gente se enganchó y la hicimos nuestra. Por eso desde 2012 empezamos a tocarla seguido", señaló.

  El violinista contó que se reunieron con la producción y les mostraron el material. Con el visto bueno de los realizadores, el paso siguiente fue grabar un fragmento de su versión en la serie. 

La escena en la que participan sucede en el primer capítulo de la tercera temporada. Allí se observa a Nairobi ( Alba Flores) y Helsinki ( Darko Peric ) en La Pampa, Argentina bailando con los gauchos.  

Si bien la escena generó opiniones encontradas en los televidentes argentinos por la verosimilitud del lugar, Mercado contó que fue una experiencia inolvidable.

"Se filmó en Segovia, España . "Hacían menos 10 grados bajo cero y Helsinky tocaba nuestra canción. Fue muy lindo formar parte de todo esto", recordó.

Rodrigo de la Serna se lució con su personaje Palermo. 

La banda está formada en su mayoría por argentinos, pero también hay griegos y españoles. En su visión, tocar la canción en vivo permite estar en contacto con la gente y es una forma de conectar con la música. "En un disco uno puede explayarse un poco más, pero el vivo es más íntimo. Cuando tocamos Bella Ciao, es una fiesta", afirmó y contó: "Ahora estamos en Polonia y la gente la baila como nunca cuando escuchan la canción".