Cristina en Mendoza: El acto, el apoyo a Anabel, los invitados - Mendoza Post
Martes 23 Jul 2019Martes, 23/07/19 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

El kirchnerismo mendocino jugará su máxima carta este sábado. Viene Cristina. La ex presidenta presentará su libro "Sinceramente" (Sudamericana, 600 páginas) a las tres de la tarde en el Centro de Congresos de San Martín, en el Este mendocino. El escrito es best seller. Lleva trece semanas consecutivas al tope de las ventas, incluso hasta la última medición que incluyó el domingo 21. Es lo que menos importa. Aquí, lo que mide son las elecciones.

El lugar elegido para la presentación-acto político no es casual. Lejos del Gran Mendoza dominado por la UCR, y a la vez, uno de los corazones productivos de la provincia donde mayores críticas recibe la gestión del presidente Mauricio Macri. Hay una razón más. San Martín es uno de los cuatro departamentos -todos peronistas- que adelantaron sus elecciones. El 1 de septiembre, tres semanas después de las PASO nacionales, los ciudadanos del departamento elegirán intendente y concejales. Y Cambia Mendoza con Raúl Rufeil, le pisa los talones al peronista territorial Jorge Giménez, intendente desde hace 16 años.

La llegada de Cristina a Mendoza será bien distinta de la última, ocurrida hace cuatro años y un mes, cuando era presidenta y vino a inaugurar el micro hospital Metraux, en Fray Luis Beltrán. Treinta mil militantes enfervorizados la acompañaron ese día.

La militancia que acompañó a Cristina el 3 de junio de 2015 en Maipú.

Empresarios que años más tarde terminarían vinculados al caso de los Cuadernos de la corrupción en la obra pública, Enrique Pescarmona y José Cartellone, también estuvieron en aquel acto de Cristina. Firmaron con la presidenta y Axel Kicillof la adjudicación y financiamiento de la represa Los Blancos, que nunca avanzó. No hubo más actos útiles por aquel emprendimiento. Los empresarios no consiguieron el financiamiento privado. Es lógico, no tenía estudio de impacto ambiental ni proyecto terminado de obra. ¿Qué banco iba a poner un peso para financiarlo?

Aquella misa cristinista fue la reconciliación de la presidenta con un peronismo local al que nunca quiso del todo. Los ex gobernadores Celso Jaque y Paco Pérez, y todos sus funcionarios, son testigos de aquellos desamores.

Esta semana, la apuesta será distinta a la de aquel junio de 2015. Más académica y literaria. Cristina es candidata a vicepresidenta pero en la estructura del kirchnerismo es la jefa indiscutida. Ella fue quien eligió a su candidato a presidente Alberto Fernández, y no al revés. Y será el único centro de atención el sábado en San Martín. El otro foco estará puesto en la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti. No compartirá el escenario con Cristina durante la presentación del libro, ese rol está reservado a alguien designado por la editorial Sudamericana. Pero Anabel estará con la ex presidenta saludando a la gente. El espaldarazo de Cristina para la jovencísima candidata es casi el motivo excluyente del viaje. No se sabe aún y se resolverá en las próximas horas, qué rol tendrán en el acto los candidatos a diputados nacionales Marisa Uceda y Alejandro Bermejo, quienes a fin de cuentas son los que acompañarán a Alberto Fernández y Cristina en la boleta. Sí se sabe que Jorge Giménez, quien nunca profesó la fe kirchnerista, será un anfitrión muy presente.

Anabel y Jorge Tanús, junto a Cristina y Alberto Fernández.

El acto

La presentación del libro "Sinceramente" se hará ante un auditorio de aproximadamente 1.000 personas, aunque se esperan de 6.000 a 10.000 más afuera, siguiendo el acto a través de pantallas gigantes que serán dispuestas afuera del Centro de Congresos de San Martín, inaugurado en 2015 cuando era gobernador Francisco Pérez y el peronismo gobernaba en el país, la provincia y el municipio.

La idea no es hacer "folclore" peronista. "No será un acto como los tradicionales. Es una presentación de un libro, y hay que tener cuidados y cumplir pautas de la editorial. Nadie va a entrar con bombos a cantar..." dijo una fuente de la organización, aunque las presentaciones del libro de Cristina en el interior del país han tenido cierto "ida y vuelta" con la gente. La ex presidente se ha soltado más en las últimas presentaciones, al punto que el viernes, en Mar del Plata, maltrató al periodista Luis Novaresio al asegurar que la entrevista que le hizo fue como un "interrogatorio". Luego, le pidió algo parecido a unas disculpas, por las redes. Cristina no cambió y sigue pensando lo mismo del periodismo y de los periodistas. Aunque no es éste un punto sensible para el electorado. La fórmula de la ex presidente es la que más mide en todas las encuestas, finalmente.

Es obvio que el peronismo en pleno estará en San Martín. Ayer hubo dos reuniones de la candidata a gobernadora Anabel Fernández Sagasti con cuatro de los cinco intendentes peronistas, en Maipú, y luego la amplió a los candidatos de los 18 departamentos.

El acto tendrá entre los invitados a mucho de la "representatividad" local. Se sabe que en la lista de los que tendrán la pulsera celeste y blanca con el sol para ingresar estarán empresarios de todas las cámaras comerciales e industriales, de la industria del vino, de la construcción y la metalmecánica provinciales. No está confirmado aún quiénes van a asistir, pero "estarán invitados todos y puede haber sorpresas" dijeron en la organización de Unidad Ciudadana. En la primera fila estarán los más representativos, y también editorialistas y periodistas de opinión de los principales medios de Mendoza. Se sabe que por estas horas, los hombres y mujeres de negocios de la provincia hacen discretas consultas entre sí. Una suerte de "medición interna" de asistencia.

Antes de su llegada a Mendoza, la ex presidenta estará en San Juan. Tendrá un acto político y pasaría la noche en la provincia gobernada por Sergio Uñac. El sábado, vendría directamente al acto en el Centro de Congresos de San Martín, en el Parque Agnesi, y luego partiría de regreso a Buenos Aires. No hay previsto, de momento, reuniones particulares ni encuentros con dirigentes. Sí se sabe que será la única visita de la ex presidenta antes de las PASO de agosto, que ocurrirán en exactamente 19 días.