Destinan un máximo de $80 millones al subsidio para deudores en UVA - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 17 Jul 2019Miércoles, 17/07/19 atrás

El Gobierno destinará "como máximo" $ 80 millones para subsidiar a quienes hayan tomado créditos en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) y hayan sufrido un alza de cuotas mayor a los salarios.

Así lo confirmó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, al dar detalles del plan con el que la gestión de Mauricio Macri pretende "aliviar" a los deudores a los que en dos años se les ha duplicado la cuota y también el capital adeudado en pesos por la disparada inflacionaria.

"Serán 80 millones de pesos, como máximo", indicó el funcionario en declaraciones a radio La Red, y dijo que esto no aumentará el gasto público dado que se realizará una reasignación de partidas dentro del Presupuesto 2019 votado por el Congreso Nacional, una facultad que tiene la Jefatura de Gabinete.

En el país hay 115.000 personas o familias que tomaron créditos hipotecarios indexados por inflación (en UVA) desde que la gestión Macri impulsó esta iniciativa en mayo de 2016: unos 80.500 fueron por contratación directa y 34.500 a través del plan oficial Procrear.

Destinan un máximo de $80 millones al subsidio para deudores en UVA. 

Frigerio dijo que con los 80 millones de pesos el Gobierno pretende dar un subsidio a prácticamente todos los deudores, que se vieron afectados porque al momento de suscribir el préstamos no estaba en sus planes que la inflación se fuera a disparar alcanzando el récord en 27 años.

"Estamos hablando de casi todo el universo. Recibirán la compensación aquellos que hayan obtenido un crédito para vivienda única, que no sea una vivienda para alquilar", añadió. Si, como dijo el funcionario, el Gobierno le diera un subsidio a "casi todo el universo", el dinero que será depositado en las cajas de ahorro de las personas afectadas estará entre 695 y 800 pesos promedio.

Ver: Familias con créditos UVA piden audiencia con Macri por ahogo financiero

Frigerio afirmó con esta medida el Gobierno sale a "defender un sistema que funciona en todo el mundo, porque de alguna manera aquí se replicó de países donde ha sido exitoso como en Chile, por ejemplo".