Nahir Galarza escribe poemas en la cárcel y hay editoriales interesadas - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 13 Jul 2019Sábado, 13/07/19 atrás

Nahir Galarza se refugia en los libros, mientras pasa sus días en el penal de Ezeiza, condenada a perpetua por matar a tiros a su novio, Fernando Pastorizzo.

Según publicó Infobae, la joven escribe poemas en un cuaderno y asiste a un taller literario. Al respecto, dijo: "Sólo pienso en cultivarme leyendo y escribiendo y estudiando Psicología", dice Nahir. Por su afición a la lectura, que va de Carl Jung a Fabián Casas y César Aira, el encargado de una editorial porteña le enviará libros y pidió ver su producción escrita.

La joven entrerriana está presa por matar a su novio, Fernando Pastorizzo.

Galarza, quien era estudiante de Derecho, se coló de lleno en las crónicas policiales horas después de que el 29 de diciembre de 2017, a las 5.30, Pastorizzo fuera encontrado sin vida en la calle con un tiro en la espalda y otro en el pecho, y su moto y dos cascos tirados a su lado.

La joven primero dijo que había visto por última vez a su novio la noche anterior, pero luego se fueron sumando pruebas, entre éstas un video en el que se la veía caminando cerca de la escena del crimen, que derivaron en que terminara presentándose ante la Justicia y confesara el hecho.

Asesorada por sus abogados, Nahir luego fue cambiando su versión para que el crimen quedara como "accidental" y sostuvo que había mentido porque temió que culparan a su padre policía, que era el responsable de la pistola calibre 9 milímetros reglamentaria con la que se cometió el homicidio.

Fernando Pastorizzo fue asesinado a tiros.

Además, la estrategia defensista fue tratar de instalar que Galarza y Pastorizzo no habían tenido una relación de noviazgo, pero tanto testigos como el hecho de que hasta se habían ido juntos de vacaciones a Brasil con los padres de la joven, empezó a desmoronar esa hipótesis.

El 3 de julio del año pasado, Galarza fue condenada por el delito de "homicidio calificado por la relación de pareja" por los jueces Mauricio Derudi, Arturo Dumón y Alicia Vivian, que dieron por acreditados dos elementos fundamentales: que Nahir y Fernando eran novios y que los disparos efectuados por la joven fueron intencionales.