Europa: viajar a mitad de precio es posible - Mendoza Post
Sábado 13 Jul 2019Sábado, 13/07/19 atrás
porAndrés Pujol
Periodista

El sueño de recorrer Europa está más cerca de lo que uno piensa. La clave está en planificar: poder elegir la fecha, cambiar el destino de salida o de llegada, esperar alguna escala y sobre todo tener perseverancia a la hora de buscar y organizar para pagar mucho menos en tus vacaciones.

Por eso, te contamos diferentes aplicaciones para ahorrar en pasajes, gastos de alojamiento, como llevar el dinero y hasta recomendaciones de cómo llevar el dinero, ya sea de forma electrónica o en efectivo.

Cuándo viajar

Algo que influirá de forma directa en nuestro presupuesto será la época del año en que viajemos. Será mucho más caro hacerlo en los meses de verano en Europa (junio, julio y agosto), con respecto a los de invierno (diciembre, enero y febrero).

Pero no es lo único a tener en cuenta, las temperaturas extremas en aquella parte del mundo también pueden hacernos pensar dos veces el momento de estar allá. En junio de este año las temperaturas alcanzaron los 45º en París, mientras que en diciembre pasado la mínima rozó los 20º bajo cero en Praga.

El calor en París fue muy agobiante este año.

Por esto mismo, ir en primavera (marzo, abril y mayo) o en otoño (septiembre, octubre y noviembre) representa una opción atrayente en relación precio/calidad, ya que a lo mencionado se le suman las ofertas que las aerolíneas suelen brindar en esas fechas.

Buscar los vuelos

Lo primero será obtener el ticket hacia el continente europeo, es cierto que hay decenas de páginas que ofrecen buscarnos el viaje más económico. Sin embargo, hay uno que se destaca por la cantidad de opciones que muestra a la hora de encontrar pasajes "baratos".

La web en cuestión es www.skyscanner.es, la cual incluye una herramienta que permite rastrear desde nuestro lugar de salida o desde las metrópolis cercanas. Hasta ahí, algo similar a lo que ofrecen sus competidores.

La paciencia y la flexibilidad de fechas pueden cambiar el precio.

Lo cierto es que este buscador ofrece la posibilidad de colocar directamente un país de salida (cualquiera sea el aeropuerto) y ver cuáles son los destinos más económicos. Incluso, también permite ser totalmente flexible con las fechas para poder ver más opciones, al punto de que se puede colocar la opción "mes completo" y ver todas las ofertas de ese período y elegir la más conveniente.

Aplicaciones para buscar pasajes dentro de Europa

Comprar con anticipación los boletos de una ciudad a otra puede significar otro importante ahorro. Sacar boletos de trenes treinta días antes representa un porcentaje que puede llegar a un 70% de descuento en algunas compañías. Algo similar a lo que ocurre con los aviones y en menor medida, buses.

Desde la página "Rome Río" es posible encontrar cómo conectar diferentes trayectos, ya sea en los medios mencionados, en auto alquilado o vehículo compartido. Incluso, desde esa misma plataforma es posible encontrar tickets para muchos de ellos.

Las distintas maneras de ir de un lugar a otro.

Otra de las opciones es "Omio", en donde se pueden comprar directamente los pasajes con una comisión. Por eso, el consejo es usar el buscador y luego ir directamente a la página oficial de la agencia que lo ofrece.

Aviones internos

La posibilidad de utilizar los low cost en el viejo continente puede traer grandes beneficios a nivel económico. Para eso muchas aerolíneas ofrecen viajar con una maleta o mochila de mano que consta en promedio con 55 x 40 x 23 cm y entre 8 y 10 kg.

Uno de los medidores de Barcelona, con una mochila que cumplió con la normativa de esa compañía.

Si bien la comodidad de este tipo de servicios suele ser menor, las distancias en Europa son muy reducidas con respecto a Sudamérica. Por ejemplo, un vuelo de Barcelona a Roma no llega a las dos horas de vuelo. 

Hospedaje

Muchas páginas ofrecen donde dormir de forma "barata", sin embargo hace un par de años existe una aplicación que brinda posibilidades al alcance de cada bolsillo. 

Se trata de Air BnB, una plataforma que presenta todo tipo de hospedajes, desde hoteles lujosos, departamentos completos, casas de campo, hasta habitaciones privadas o compartidas dentro de departamentos o pisos en diferentes ciudades.

En ese sentido, la gama es amplia para elegir. Un departamento para una pareja en Barcelona puede costarnos, por ejemplo, alrededor de 70 euros, mientras que una habitación privada con la opción de usar todas las comodidades de la casa rondará desde los 20. 

Podemos encontrar piezas privadas de primer nivel.

El uso de la cocina y la lavadora en estos lugares se suma a la lista de sus ítems a favor, con ellos se puede ahorrar tanto en dinero como en tiempo y hasta en comodidad.

A su vez, para los más aventureros existe la posibilidad de parar en algún hostel. Para ello, HostelWord, Booking y Hostelbookers son otra de las aplicaciones que sirven para adentrarse en este tipo de alojamientos.

Transporte urbano

Casi todas las principales ciudades de Europa ofrecen la posibilidad de conseguir descuentos mediante la compra de "paquetes" de boletos que sirven para algunos o todos los medios de transporte que existen en esa urbe. Por ejemplo, un pasaje dentro de Barcelona cuesta 2,20 euros. Sin embargo, uno tiene la opción de adquirir diez boletos a 11 euros, lo que representa un 50% de descuento.

Además, las ciudades más concurridas del viejo continente tienen habilitadas diferentes tarjetas que incluyen el transporte ilimitado por determinado tiempo. Por ejemplo, en Lisboa el billete sencillo cuesta 1,45 euros, mientras que el pase por 24 horas está a 6.50 euros, quedará a merced del viajero decidir si realmente es conveniente esta opción.

Se pueden conseguir grandes descuentos comprando un grupo de pasajes.

Vale aclarar que casi todos los aeropuertos de Europa tienen conexión de transporte público hacia el centro de la ciudad. En algunos casos llega el metro, generalmente más barato, y en otros aunque sea el "aerobus". Un taxi para llegar a las zonas más concurridas siempre tendrá un costo bastante considerable. 

Multas

La gran mayoría del transporte público de Europa exige que los billetes de transporte se validen. Por eso, siempre antes de ingresar a un bus, un metro, un tranvía o al tren deben hacerlo metiendo el boleto en las máquinas que están señalizadas al lado del ingreso a las unidades. 

Olvidarse de validar el boleto puede costar muy caro.

En muchos casos se podrá pagar el boleto o sin validarlo, sin embargo los inspectores casi siempre están arriba controlando y una sanción promediará los 50 euros por persona, dependiendo siempre de cada país.

¿Cómo llevo el dinero?

La premisa principal es que gran parte de las casas de cambio en el viejo continente no reciben pesos argentinos y en caso de que lo hicieran se paga realmente mal nuestra moneda. Tampoco conviene viajar con dólares en la mano, ya que se pierde en la compra del billete estadounidense en nuestro país y luego se vuelve a gastar en cambiarla a la europea una vez estando en el viejo continente.

Desde ahí existen muchas posibilidad de comprar euros en Argentina y viajar directamente con efectivo en la mano, siempre con el riesgo de llevar mucho "dinero" encima.

Otra forma, podría ser llevar una parte de efectivo y pagar con débito desde la caja de ahorro en pesos. Esta opción es conveniente, pero nos obliga a estar pendiente día a día a las posibles devaluaciones que pudiese sufrir la moneda de nuestro país. En caso de hacer un viaje largo, esto podría terminar siendo realmente contraproducente. 

Llevar pesos en la caja de ahorro nos obliga a mirar de forma constante las variaciones que sufra el peso.

Una tercera sería similar a la anterior, pero gastando desde una caja de ahorro en dólares. Si bien se perdería algo en la conversión (aproximadamente un euro equivale a 1,14 dólares mediante el débito y el crédito), se estaría ganando en "tranquilidad". 

A esta última opción se le podría sumar el uso de la tarjeta de crédito, vale aclarar que la cuenta llegará en dólares y la persona a la vuelta podrá pagarla en la moneda norteamericana directamente con el home banking o esperar al vencimiento del cartón para que se le posibilite pagar el monto en pesos argentinos con el valor del billete verde ese día en la entidad bancaria utilizada.

Por último, recomendamos llevar algo de dinero en dólares o en euros para cambiar en los países en donde no se utilice el euro como moneda oficial y el resto, como siempre, hacerlo con la tarjeta de débito.

¿Cómo conozco bien, bonito y barato una ciudad?

La mayoría de las urbes europeas tiene habilitada la opción de los Free Walking Tours. Se trata de recorridos que realizan empresas de forma "libre", es decir que luego del tour los turistas deciden que precio ponerle al trabajo del guía y darle una propina. 

Casi todas las ciudades tienen al menos uno o más recorridos que nos ayuda a conocer todos sus secretos y conocer sus principales puntos de interés. A eso, el guía generalmente le suma recomendaciones para comer, llevar recuerdos, probar comidas y demás. 

Es importante reservar el tour a través de internet, aunque sea gratuito, para asegurarse el lugar. Sin embargo, siempre se puede llegar sin reserva y si hay vacante sumarse directamente en el momento. Los horarios y el recorrido están marcados directamente en la web.

La mejor opción para empezar a recorrer la ciudad.

Con solo googlear se pueden encontrar diferentes empresas que se dedican a este tipo de turismo. Generalmente todas las compañías se reúnen en los puntos principales de cada lugar y desde ahí parten a conocer, además son fáciles de identificar por sus características sombrillas.

¿Qué hago con el chip del celular?

Algunas empresas argentinas ofrecen paquetes de internet para poder viajar al extranjero. Sin embargo, otra opción válida es comprar un chip allá. Teniendo en cuenta que dentro de la Unión Europea el Roaming no se cobra como adicional, puede ser muy útil contratar un nuevo número que ronde entre los 10 y 20 euros y que nos permita tener entre 5 y 10 gb de internet. 

Vale aclarar que a pesar de que se cambie el número, se puede mantener la cuenta de WhatsApp.

Tener internet puede traernos grandes beneficios.

Esto termina siendo un gasto realmente necesario teniendo en cuenta la utilidad que puede tener utilizar el GPS o simplemente usar algún traductor en caso de ser necesario. 

Entradas para actividades

En el medio de la travesía nos van a ofrecer tickets para ingresar a distintos lugares, ya sea por internet o en persona. Siempre, pero siempre, se recomienda comprar en las páginas oficiales para evitar comisiones o incluso estafas desagradables. 

Son comunes las estafas en los alrededores del Coliseo de Roma.

Conclusión

Viajar es cada vez más "sencillo" o al menos comparado con lo que ocurría hace unos 20 años atrás. Prever, organizar y armar el viaje puede hacernos llegar más lejos de lo que pensamos. Quizás nuestro presupuesto esté bastante ajustado y en algunos momentos pensemos que nos puede llegar a recortar las alas. Sin embargo, tomando los recaudos el pasaporte puede juntar más sellos de los que uno cree.