San Benito: los misteriosos poderes y el significado de la medalla - Mendoza Post
Jueves 11 Jul 2019 11 días atrás

Hoy es el Día de San Benito. Fue nombrado patrono de Europa en 1964 por el papa Pablo VI, debido a la extraordinaria influencia que tuvieron él y sus monjes en el establecimiento de las raíces cristianas en ese continente.

San Benito nació en Nursia (Italia), en el 490. Cuando era joven se retiró a Subiaco, donde pasó tres años en absoluta soledad. Pronto atrajo a un gran número de discípulos con quienes se dirigió al Monte Casino, que luego se convertirá en el Sinaí de la Orden Benedictina.

Ver también: "Los Penitentes, las dagas de hielo que pueden confirmar la existencia de extraterrestres"

De la Orden salieron 20 papas, obispos, doctores, sabios y educadores.

La poderosa Medalla de San Benito

La Medalla de San Benito es muy antigua y se originó en la gran devoción que el santo profesaba a la cruz. Él recomendaba a sus discípulos usarla para ahuyentar al demonio y hacer el bien. Durante mucho tiempo la devoción a la Cruz Medalla de San Benito fue exclusiva de los monasterios Benedictinos.

Para aquellos que no conocen la medalla, se trata de un sacramental reconocido por la Iglesia con gran poder de exorcismo y de liberación de las influencias demoníacas. Su poder no reside en que sea una medalla bonita y bendecida y que contenga una oración, no hay que caer en supersticiones; sino que radica en Cristo, "quien le otorga a la Iglesia y por la fervorosa disposición de quién use la medalla".

La parte delantera y trasera están cubiertas con letras o siglas. El significado completo de esta medalla fue un misterio durante muchos años, hasta que un importante descubrimiento se hizo en 1647 en la abadía de Metten en Baviera, lo develó. Allí encontraron un manuscrito del año 1415, que explica la simbología inscrita en la medalla.

Mirá también: "El video de un exorcismo en en un tren porteño"

Descifrando su significado

Al frente de la medalla se encuentra San Benito, en el centro. En su mano derecha sostiene una cruz. La cruz representa el poder salvador de Cristo y la obra de la evangelización por los benedictinos. En su mano izquierda tiene un libro que contiene la Santa Regla de su orden. A su derecha está una taza rota. Esta recipiente se decía que había sido envenenado por unos monjes rebeldes y detractores de San Benito. La copa se rompió cuando Benito hizo una señal de la cruz sobre ella, lo que le salvó la vida. A su izquierda hay un cuervo. El cuervo lleva un trozo de pan envenenado que los monjes trataron que San Benito comiera.

Por encima de la cabeza se encuentran las palabras: Crux Sancti Patris Benedicti (Cruz del Santo Padre Benito). Alrededor del borde son las palabras: Ejus en obitu nostro praesentia muniamus. (Que en nuestra muerte seamos fortalecidos por su presencia). Debajo de sus pies: EX SM CASINO MDCCCLXX (Desde santo Monte Cassino, 1880).

En parte trasera, una gran cruz y siglas misteriosas

En cada uno de los cuatro lados de la cruz parecen la siglas: CSPB (Crux Sancti Patris Benedicti): "Cruz del Santo Padre Benito" En línea vertical de la cruz: CSSML (Crux Sácra Sit Mihi Lux): "Que la Santa Cruz sea mi luz"

En línea horizontal de la cruz: NDSMD (Non Dráco Sit Mihi Dux): "Que el demonio no sea mi guía"

Empezando por la parte superior, en el sentido del reloj, y alrededor del borde, aparecen las iniciales de la oración de exorcismo: VRS (Vade Retro Satána): "Aléjate Satanás" NSMV (Non Suáde Mihi Vána): "No me sugieras vanidades" SMQL (Sunt Mála Quae Libas): "Cosas malas son las que tú ofreces."

IVB (Ípse Venéna Bíbas): "Bebe tú mismo tu veneno." PAX: Paz

Se recita así: "Que La santa Cruz sea mi luz y que el Demonio no sea mi guía. Retírate Satanás. No me sugieras vanidades. Cosas malas son las que tú ofreces. Bebe tú mismo tu veneno. Paz."