Marcelino: "En Guaymallén vamos a ampliar la diferencia" - Mendoza Post
Miércoles 10 Jul 2019Miércoles, 10/07/19 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Para Marcelino Iglesias los 16 puntos que el frente oficialista Cambia Mendoza le sacó de ventaja a la coalición opositora Elegí en Guaymallén, en las elección PASO provinciales, aumentará en las votación general del 29 de septiembre.

El intendente está convencido que en su territorio (como casi siempre) se definirá la elección y que, de su desempeño, depende el resultado final para saber quién gobernará Mendoza a partir de diciembre próximo.

Siempre pensando que todo se resolverá en un mano a mano entre el radical Rodolfo Suarez y la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti.

La pelea de fondo: Rodolfo Suarez versus Anabel Fernández Sagasti.

"Esa diferencia se va a mantener o se aumentará". Eso piensa Iglesias. Y lo dice porque el PJ en Guaymallén mejoró su registro de votos en estas PASO respecto de 2017 llegando a 32 por ciento de los sufragios, pero esa cantidad fue menor a la de 2015 cuando obtuvo 35 por ciento de los votos. Marcelino llegó a intendencia ese año cuando venció al peronista Luis Lobos.

Marcelino Iglesias muestra sus números de la administración comunal.

Los hechos de corrupción que avanzaron en la justicia lo hundieron a Lobos y lo convirtieron en un lastre para el peronismo de Guaymallén que no sabe todavía cómo sacarse esa influencia negativa en el distrito con más densidad de votantes.

Luis Lobos entra a la audiencia junto a su esposa. Fueron condenados por fraude al Estado. Hay más causas contra ellos por resolver.

"La gestión está muy consolidada y (Alejandro) Abraham (candidato a intendente peronista) hizo una campaña muy light escondiéndose detrás de Cristina y nosotros ganamos en los distritos más poblados como Rodeo de la Cruz donde en las PASO de 2015 habíamos perdido por 21 puntos y ahora ganamos por diez", detalla el jefe comunal.

El ex intendente Alejandro Abraham  quiere volver a gobernar Guaymallén.

Con el ejemplo de Rodeo de la Cruz y similares en otras localidades guaymallinas, el intendente quiere ejemplificar que su personalidad sin filtro se ha transmitido como un mensaje impregnado en autenticidad que los vecinos valoran. "La gente tiene derecho a saber qué piensa la persona en la que confió para administrar por cuatro el municipio y eso pesa cuando tienen que considerar la gestión", sostiene.

Leé además: Todo lo que tenés que saber del caso Lobos

Sabe que siempre habrá dificultades para llegar a los lugares más alejados del departamento que tiene una característica urbana y rural. Y sin decirlo sabe que la crisis aprieta en las zonas más humildes y que allí apunta el PJ para torcer algo la elección en ese territorio.

Leé además: En la campaña habrá más Cornejo y menos Macri

A Iglesias le cuesta revertir la lógica del asistencialismo del puntero tan aplicada por Lobos en esos sectores pero confía que la ayuda social ahora con llegada directa sin intermediarios a la larga se impondrá como un método estatal más justo.

Mientras tanto en el PJ...

"En Mendoza...la batalla es bajar la diferencia de Guaymallén.....es la batalla de Chacabuco.......si no se reduce la diferencia...se pierde en Mendoza... Solo hay que reducir un ,7 ......basta del chamuyo ..es Guaymallén...nada más". Este texto aparece en un posteo de Facebook de Guido Actis, un antiguo militante peronista, publicado el 23 de junio.

Si bien el mensaje no tiene muchas interacciones en la red social, trasciende el pensamiento del peronismo en el departamento. O sea son conscientes de que buena parte de la definición de la gobernación se dará en ese territorio donde Marcelino Iglesias es muy fuerte.

En nombre de Alberto y Cristina el PJ de Guaymallén convocó a militantes para la campaña con herramientas tecnológicas.

Por eso los peronistas del departamento el miércoles 3 convocaron a 250 personas interesadas en formarse en herramientas tecnológicas para hacer visible lo que más puede impactar en el votante para generar "empatía política".

Dicho de otro modo, el peronismo busca darle imagen con videos a través de los teléfonos celulares a lo que está pasando a las personas más afectadas por la situación económica y social y "viralizar la crisis" en esos mismos distritos para ganar esos votos.

La reunión en la sede peronista de Bandera de los Andes y Felix Suárez de Villanueva.  Fue la semana pasada.

Es una planificación para hacer más local la discusión electoral y "robar" esos sufragios que le permitan llegar a Fernández Sagasti con más chance para pelear la gobernación.

Saben los peronistas de Guaymallén que difícilmente le ganen a Iglesias pero que a la vez, de ellos depende en gran parte que el PJ tenga reales posibilidades de gobernar Mendoza.

A la vez, se esperanzan en el resultado de las elecciones PASO nacionales. Las mediciones previas en Mendoza marcan una tendencia a favor de la fórmula presidencial peronista Fernández-Fernández como en todo el país, respecto de la fórmula oficialista Macri-Pichetto.

Cuestión de identidad

Es un camino cuesta arriba para el PJ porque en la consideración de la ciudadanía y de acuerdo a los estudios de los encuestadores mendocinos (Elbio Rodríguez y Martha Reale), Alfredo Cornejo y los intendentes oficialistas del Gran Mendoza tienen entidad política propia. 

Según estas estimaciones los votantes todavía no vinculan a Cornejo y los suyos directamente con Mauricio Macri que en estos tiempos todavía tira para abajo cualquier intención de voto. Por eso los que miden el humor de los electores, son cautos para analizar este escenario y también aguardan cuánto influirán las primarias nacionales del 11 de agosto, en las generales provinciales del 29 de septiembre.

Alfredo Cornejo secundado por los candidatos a las intendencias para la elección mendocina.

Así dado este escenario se entiende por qué el gobernador seguirá encabezando toda campaña electoral, sea provincial o nacional, en el frente oficialista contando con aliados territoriales importantes por su caudal de votos, logrados a fuerza de administraciones prolijas.

Cornejo e Iglesias harán tándem en la campaña en el departamento donde se define la elección.

"La batalla la vamos a ganar. La historia dice que quien gana Guaymallén gana la Provincia. Ahora hay un municipio en marcha. Hay un trato distinto con el vecino donde la transparencia es una forma de gobernar", dice Marcelino Iglesias ante el desafío peronista evidenciado desde un perfil de Facebook.