Donald Trump comparó a Evita con... - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 7 Jul 2019 15 días atrás

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comparó a Alexandria Ocasio-Cortez, la joven promesa del Partido Demócrata que entró al Congreso este año, con Eva Perón porque la primera vez que la vio estaba "despotricando y delirando como una lúnatica en la calle", según un nuevo libro que adelantó hoy el diario británico The Guardian.

El libro titulado Carnicería Estadounidense: En la Primera Línea de la Guerra Civil Republicana fue escrito por el periodista del sitio de noticias Politico Tim Alberta, será publicado el martes 16 y contiene al menos una entrevista exclusiva con Trump.

Según relata Alberta, cuando Ocasio-Cortez, una joven hasta entonces desconocida en Washington, ganó su primaria en Nueva York y sorprendió a su partido, atrajo la atención del presidente.

"Veo a una mujer joven despotricando y delirando como una lúnatica en la calle y me digo: 'Esto es interesante'", escribió Alberta y agregó que Trump se "enamoró" de Ocasio-Cortez.

Ocasio-Cortéz es la mujer más joven de la historia en ser elegida para el Congreso de EE.UU.

"La llamé Eva Perón. Ella es Eva Perón. Es Evita", recordó el mandatario que dijo cuando recién se enteró de su primera victoria electoral. Pese al supuesto enamoramiento del mandatario con la joven congresista, de hoy 29 años, Trump no fue elogioso con ella.

"Ella tiene talento. Esas son las buenas noticias. Las malas noticias es que no sabe nada. Tiene criterio, lo que es un factor importante y eso es importante, pero no sabe nada. Pero con el tiempo, tiene verdadero potencial", sostuvo el mandatario.

Con apenas unos meses en la banca de congresista en Washington por un distrito en Queens, Ocasio-Cortez no solo logró captar la atención y el apoyo del público más joven y progresista de Estados Unidos, sino que también conquistó gran parte de los medios de comunicación nacional, especialmente los que tienen una línea editorial más critica al gobierno de Trump.

La joven se define a sí misma como una demócrata socialista.

La joven neoyorquina se puso al frente de la cruzada por visibilizar la crisis humanitaria que se vive en la frontera sur con México y las malas condiciones de los centros de detenciones de migrantes que tanto defiende el gobierno de Trump, además de convertirse en una voz obligada contra los beneficios de las grandes empresas y a favor de aprobar leyes para resistir el cambio climático.