El Tomba y un emotivo agasajo a los "Héroes del Barro" de 1994 - Mendoza Post
Sábado 6 Jul 2019Sábado, 06/07/19 atrás
porEmanuel Tristán
Editor de Deportes

"Priorizaron la gloria por sobre la plata. Eso los obligó a compartir todo (...) Se juntaban a jugar como en el potrero y eso los hizo fuertes (...) Quedaron y quedarán en la historia eterna porque la construyeron solo ellos".

Con ese texto comenzó un video de 4 minutos de duración que recopiló en un monólogo lleno de historias y emociones lo que el plantel de 1994 de Godoy Cruz significó para la institución y para el fútbol mendocino.

A 25 años de la gran gesta del Tomba, los "Héroes del Barro" fueron homenajeados por primera vez de manera oficial en un espectacular evento organizado por el Club, por el Departamento de Relaciones Públicas del Expreso y por la Agrupación por el Barrio.

Hasta la sede social de calle Balcarce llegaron uno por uno, junto con más de 500 hinchas, los integrantes de ese equipo histórico que ascendió al Nacional B contra viento y marea luego de superar en la final del Torneo Regional a Guaraní Antonio Franco, 1 a 0 en el Feliciano Gambarte y 0 a 0 en Misiones.

  El Buby Manchado, Manuel Villalobos (que hasta el viernes estuvo internado por un problema de salud, pero que dijo presente y cuando subió al estrado dijo que en aquel entonces los jugadores decían "hasta la Libertadores no paramos"), Rafael Iglesias, el Hacha Almeida y su hermano Rubén, el Ruso Marcucci, Javier Franco, Claudio Bengolea, Gerardo Daine, Enrique Dierna, el Cachorro Abaurre, el Cura Vergara y el cuerpo técnico encabezado por Alberto Garro junto a Lito Oyarse, entre otros.

Algunos no estuvieron, como el Gato Oldrá (que está junto con el plantel de pretemporada en Santa Fe pero que habló con los presentes por teléfono), el Fantasmita Pereyra, el Beto Núñez, el Tano De Luca o el eterno Humberto "Gato" Lentz, cuya memoria fue personificada por sus hijas Antonella y Julieta.  

También estuvo el presidente José Mansur junto con parte de la comisión directiva.

En una tarde llena de recuerdos, lágrimas y emociones,  cada jugador fue ovacionado con una camiseta retro y el número 25.

La camiseta que se llevaron los integrantes del plantel.

Entre cantos, anécdotas, abrazos, felicitaciones y agradecimientos, se fue la tarde en una jornada llena de reconocimientos e inolvidable para todos.

Tan inolvidable como aquel domingo 19 de junio de 1994, donde este puñado de futbolistas que jugaron por amor y vocación, se revolcaron en el barro misionero y escribieron el primer capítulo de una historia llena de grandeza, no solo para Godoy Cruz, sino también para Mendoza.

Los Héroes del barro