Atlético de Madrid y un duro comunicado contra Barcelona y Griezmann - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 5 Jul 2019Viernes, 05/07/19 atrás

El primer gran corto circuito en el triangulo Atlético de Madrid - Barcelona - Griezmann se produjo en las últimas horas a tal punto que la institución colchonera emitió un durísimo comunicado oficial.

"Atlético de Madrid quiere expresar su más enérgica repulsa (rechazo) por el comportamiento de ambos, en especial de Barcelona, por haber inducido al jugador a romper su vínculo contractual con Atlético de Madrid en un momento de la temporada donde el club se estaba jugando no solo la eliminatoria de Champions ante Juventus, sino el título de Liga contra el propio F.C. Barcelona", argumentó el club cuyo equipo principal es dirigido por Diego Simeone.

Pasando en limpio, el problema surgió porque el equipo de Lionel Messi no quiere respetar la forma de pago acordada por ambas instituciones. 

En ese apartado de la carta, la misma expresa que Barcelona "manifestó su intención de, una vez haber sido modificada la cláusula de rescisión del contrato de Antoine Griezmann y haber pasado de 200 a 120 millones de euros, pedir un aplazamiento del pago del referido importe de la cláusula vigente a partir del 1 de julio".

El Aleti rechazó ese pedido y además fue contundente en la respuesta: "Tanto el F.C. Barcelona como el jugador han faltado el respeto a Atlético de Madrid y a todos sus aficionados".

En consecuencia, el elenco madridista exigió que el delantero francés se presente a entrenar junto al resto de sus compañeros en el inicio de la pretemporada de verano.

El comunicado completo

"Tras las declaraciones realizadas hoy por el presidente del Fútbol Club Barcelona, Josep María Bartomeu, sobre nuestro jugador Antoine Griezmann, el Atlético de Madrid quiere exponer públicamente lo siguiente:

El 14 de mayo Antoine Griezmann comunicó a Miguel Ángel Gil, Diego Pablo Simeone y Andrea Berta su decisión de abandonar el club a final de temporada. En los días posteriores a dicho encuentro, el Atlético de Madrid tuvo conocimiento de que el Fútbol Club Barcelona y el jugador habían alcanzado un acuerdo el pasado mes de marzo, en concreto en los días posteriores al partido de vuelta de nuestra eliminatoria de Champions League contra la Juventus, así como que habían estado negociando las condiciones del acuerdo desde mediados de febrero.

¿Qué pasará con Antoine?

En referencia a la declaración del presidente Bartomeu realizada en el día de hoy, queremos manifestar que es cierto que en el día de ayer se produjo una reunión entre Miguel Ángel Gil y el CEO del Fútbol Club Barcelona, Oscar Grau, a petición del Barcelona y que en dicha reunión, el señor Grau manifestó su intención de, una vez haber sido modificada la cláusula de rescisión del contrato de Antoine Griezmann y haber pasado de 200 a 120 millones de euros, pedir un aplazamiento del pago del referido importe de la cláusula vigente a partir del 1 de julio.

Evidentemente la respuesta del Atlético de Madrid fue negativa, entendiendo tanto que el Fútbol Club Barcelona como el jugador han faltado al respeto al Atlético de Madrid y a todos sus aficionados.

Como consecuencia de todo ello, en el día de hoy, el Atlético de Madrid ha requerido al jugador, a su hermana como agente del futbolista y a su abogado, que Antoine Griezmann, en cumplimiento de sus obligaciones contractuales con nuestro club, comparezca el próximo domingo en las instalaciones de la entidad con el fin de empezar la pretemporada con el resto de sus compañeros.

Simeone perderá a su principal carta ofensiva.

A través de este comunicado, el Atlético de Madrid quiere expresar su más enérgica repulsa por el comportamiento de ambos, en especial del Fútbol Club Barcelona, por haber inducido al jugador a romper su vínculo contractual con el Atlético de Madrid en un momento de la temporada donde el club se estaba jugando, no sólo la eliminatoria de Champions ante la Juventus, sino el título de Liga contra el propio Fútbol Club Barcelona, algo que consideramos vulnera los periodos protegidos de negociación con jugadores y altera las normas básicas que rigen la integridad de toda competición deportiva, además de suponer un enorme perjuicio para nuestro club y sus millones de aficionados".