En el '78 ganamos el Mundial y perdimos Penitentes - Mendoza Post
Viernes 5 Jul 2019Viernes, 05/07/19 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

El año 1978 es recordado porque Mendoza fue subsede de la Copa Mundial de Fútbol. Luego entenderíamos que el acontecimiento deportivo fue una de las grandes pantallas montadas por la última dictadura cívico-militar, para blanquearse ante la comunidad internacional.

En ese cuadro de impostura generalizada el Estado provincial era manejado con total discrecionalidad por parte del gobernador de facto Jorge Sixto Fernández y generó situaciones que aún se observan como coletazos de esa época oscura para el país, y para nuestra provincia.

Pasaron 41 años de aquel suceso futbolístico, y quedó como reflejo un caso que ahora ocupa la agenda pública: la concesión que desde 1978 se estableció el complejo de deportes invernales Los Penitentes.

Jorge Sixto Fernández gobernó Mendoza de prepo y vendió Los Penitentes como se le antojó.

Es una certeza que la provincia debía dar una imagen de "blancura" en pleno invierno mundialista, con un centro de esquí con todas las comodidades de la época cercano a la Ciudad de Mendoza.

Datos y memoria en la Legislatura

"Para contextualizar el presente momento, en tiempos de la dictadura, se otorgó una concesión por 35 años (con dos decretos) a la empresa Los Penitentes SA, la que previamente había adquirido estratégicamente los terrenos de la base y de los polígonos donde luego fueron ubicados los medios de elevación. Así comenzó la explotación del Centro de Esquí Los Penitentes", expuso hace ocho días en el Senado provincial el subsecretario de Justicia Marcelo D'Agostino.

De acuerdo a publicado por el diario UNO la empresa reclamante le debe al Estado provincial 5,3 millones de pesos en tributos que no pagan desde 1983 y los registros de la AFIP acumulan una deuda de 9 millones de pesos

Gabriela Testa encargada oficial del Turismo y Marcelo D'Agostino, el subsecretario de Justicia. Defienden la expropiación.

Con este estado de situación fiscal cobra más relevancia que la empresa había pedido la prórroga de la concesión y Alfredo Cornejo no accedió y  formalizó la negativa a través de un decreto (el 217/18).

Los dictámenes de Asesoría de Gobierno y la Fiscalía de Estado avalaron esa decisión del gobernador. Pero el decreto fue impugnado ante la Corte local, por la firma de la familia López Frugoni que manejó el negocio desde 1978. El 29 de mayo pasado el Alto Tribunal de Mendoza avaló el decreto gubernamental.

Utilidad pública

El proyecto de ley presentado por el Gobierno, es para declarar de utilidad pública con destino de expropiación de esas tierras que se vendieron en 1978 (Decreto Ley 4301) al mismo tiempo con el proceso concesionario vencido.

Una vista panorámica del centro de esquí en conflicto.

La idea oficial es, también por concurso, otorgar un permiso precario solo por esta temporada.

Leé además: La bronca del legislador-esquiador

Los funcionarios señalaron ante los senadores que solo hay dos empresas registradas en el Ente de Turismo para poder hacerse cargo. Son los concesionarios de Las Leñas por un lado, y el de Los Puquios por el otro. Este último es el que más chance tiene de quedarse con la prestación.

Dice el dicho que lo que fácil viene... del mismo modo se va. Esto duró casi cuatro décadas. Y de acuerdo a información publicada sobre la base de datos del expediente judicial, se investigan transgresiones fiscales alrededor de la empresa que gestionó Los Penitentes.