Productores: "Somos empleadores pobres con empleados millonarios" - Mendoza Post
Jueves 4 Jul 2019Jueves, 04/07/19 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

Los productores del Este mendocino reaccionaron con furia e indignación a los altísimos sueldos que cobran los funcionarios políticos del Departamento General de Irrigación.

"Somos empleadores pobres con empleados millonarios" es el lema que esgrimieron los regantes, quienes con sus pagos por los derechos de riego sostienen la estructura de Irrigación. 

A pesar de que el titular del "gobierno del agua", Sergio Marinelli, aceptó que él y otros funcionarios cobran más que el gobernador, porque la fórmula para calcular el salario del Superintendente (que arrastra a los sueldos del resto de los funcionarios), se fijó en 2013.

El sueldo de Marinelli en julio fue de $238 mil

Así, Marinelli termina cobrando cerca de $240 mil en Julio y los sueldos de los primeros 27 funcionarios suman casi 6 millones de pesos mensuales. 

Por eso los regantes hablan de "empleados millonarios" ya que Irrigación se sostiene con las cuotas de los productores por el derecho a riego. 

"¿Cuántos litros de vino necesitamos para pagar dichas remuneraciones?", reza el mensaje viralizado por Whatsapp que invita a los miembros de Aproem (Asociación de Productores del Este Mendocino) a manifestarse esta tarde a las 19 en la plaza departamental de Rivadavia para exigir al ente autárquico que haga una rendición de cuentas. 

Según calculó para el Post un productor, "si se dieran créditos para riego por goteo a pequeños productores con el dinero que se usa para pagar esos 27 sueldos, se podría poner riego por goteo en 533 hectáreas por año, o 83 fincas de 6 hectáreas". 

Bajaron los sueldos

Luego de que se conociera la escala salarial de los funcionarios, el Superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli comunicó a la opinión pública que el martes firmó una resolución para bajarse el sueldo al 98% del sueldo legal del gobernador, lo que arrastra también al resto de los funcionarios. 

 Marinelli afirmó que su sueldo "es legal" pero que está de acuerdo conque no debe ganar más que el primer mandatario provincial y por eso tomó la decisión de reducir su salario y de que se trate en la Legislatura un proyecto de Ley que limite el sueldo del Superintendente de Irrigaicón. 

Marinelli está al mando de ese organismo desde abril de 2017.