Los beneficios para Argentina del tratado UE-Mercosur - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 29 Jun 2019Sábado, 29/06/19 atrás

Lo que se juega con el tratado de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur no es poca cosa: significa un mercado de 800 millones de consumidores y una cuarta parte del PBI mundial.

Además, el acuerdo tiene una concesión sin precedentes de la UE ya que consiguió plazos extensos para la entrada en vigor de las mejoras arancelarias, lo que permite continuar el programa de transformación productiva y mejora de la competitividad del Mercosur. En contrapartida, la desgravación arancelaria de la UE será en plazos sustantivamente menores. Más del 85% de las importaciones provenientes del Mercosur tendrán una eliminación de aranceles en forma inmediata.

La Nación hizo un análisis de los alcances del acuerdo para dar una idea de lo que podría representar para la Argentina.

Acceso a los mercados

El 63% de las exportaciones argentinas a la UE son bienes agrícolas. La UE liberaliza el 99% de las importaciones agrícolas del Mercosur: para el 81,7% de los bienes eliminará los aranceles de importación. En tanto, para el 17,7% restante ofrecerá cuotas o preferencias fijas. Sólo se excluyen alrededor de 100 productos.

La UE liberaliza cerca del 100% de su comercio. El Mercosur lo hace en un 90%. La UE ofrece la liberalización completa e inmediata de aranceles para el 80% de las exportaciones del Mercosur de productos industriales a la UE.

El Mercosur obtiene plazos amplios de hasta 15 años para liberalizar sectores sensibles en forma gradual. El acuerdo favorece el comercio intraindustrial al reducir los aranceles para insumos y bienes de capital.

Beneficio para las pymes

Aumenta la competitividad con el fácil acceso a tecnología e insumos necesarios para producir bienes de valor agregado.

Presenta una normativa transparente y consensuada que reduce la discrecionalidad en la aplicación de las políticas económicas.

Establece un vínculo político, cultural, económico estratégico y permanente con la Unión Europea.

Brinda mejores condiciones de acceso a bienes, servicios e inversiones. Reduce/elimina restricciones y simplifica procedimientos de operatoria comercial.

Consolida al Mercosur a partir de reafirmar el proceso de integración, armonizando la normativa vigente y simplificando los procedimientos internos.

Un 92% de las empresas que exportan manufacturas en Argentina son micro, pequeñas o medianas empresas exportadoras.

El acuerdo contempla beneficios específicos para las PyMEs que impulsan su presencia activa en el comercio birregional y mundial: a través de programas que facilitan su integración en cadenas globales de valor, asistencia técnica, participación en compras gubernamentales, joint ventures, partenships, bussines networks, transferencia de know how y asistencia financiera.

Eliminación de barreras no arancelarias y facilitación de exportaciones

Protocolos sanitarios y normas técnicas: el acuerdo mejora el acceso al mercado a través del establecimiento de plazos y procedimientos, evitando medidas injustificadas y arbitrarias.

Esto brinda mayor certeza a los exportadores al basar la normativa en regulaciones internacionales preexistentes.

Procedimientos de certificación en materia de origen: el exportador podrá reducir costos operativos a través de la adopción del proceso de autocertificación. El acuerdo contempla un período de transición de cinco años para que las empresas puedan adaptarse a este sistema y contiene los mecanismos necesarios para garantizar que solo los bienes originarios del Mercosur/UE tengan acceso a los beneficios contemplados.

Previsibilidad y transparencia regulatoria: el acuerdo establece disposiciones sobre liberalización de aduana y despacho, reducción de inspecciones físicas, simplificación y armonización de procedimientos aduaneros, entre otros.

Servicios e inversiones

El sector de servicios es uno de los que tiene mayor potencial para la Argentina. Constituye el tercer complejo exportador del país (detrás del sojero y el automotor) con exportaciones que superan los US$6000 millones anuales, y genera más de 430.000 puestos de trabajo.

Gracias al acuerdo, los prestadores de servicios de la UE y del Mercosur podrán acceder al mercado de la contraparte en las mismas condiciones que los nacionales. Esto estimulará la radicación de inversiones en el sector productivo y en el de servicios.

La Unión Europea es el primer importador mundial de servicios, por valores que superan los 700.000 millones de euros anuales, mientras que la Argentina es un exportador competitivo de servicios basados en el conocimiento.

El acuerdo facilita el incremento de la inversión extranjera al otorgar certidumbre y estabilidad a los inversionistas. La Argentina solo participa del 2% de las inversiones extranjeras directas de la UE. Otros países que firmaron acuerdos con el bloque europeo incrementaron significativamente la captación de estos fondos.