Avanza la ley del agua potable gratis y obligatoria en boliches - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 27 Jun 2019Jueves, 27/06/19 atrás

"Los establecimientos gastronómicos de expendio de comidas y bebidas; los locales bailables, salones, clubes, y demás lugares donde se realicen actividades bailables y/o similares; y aquellos en que se realicen espectáculos públicos, recitales, fiestas, y/o cualquier evento de acceso público, tanto en espacios cerrados como al aire libre, cualquiera fuere su denominación o actividad principal y la naturaleza o fines de la entidad organizadora, deberán proveer los elementos necesarios para poner a disposición de todos sus concurrentes agua potable apta para el consumo personal de forma gratuita, sin límite de consumo y sin que medie solicitud alguna", dice la letra jurídica de la norma que fue aprobada inicialmente por la Cámara de Diputados de Mendoza.

El proyecto que ahora pasó al Senado para su sanción definitiva señala que "en los sitios con servicio de mesa, la provisión de agua potable gratuita deberá brindarse mediante jarras, botellas de vidrio, u otros envases recargables debidamente higienizados y de consumo seguro". 

En el resto de los espacios descriptos, tendrá que haber dispensers, bebederos u otros medios que el responsable crea conveniente. Y deberán estar colocados estratégicamente para garantizar el acceso a todos los concurrentes.

Los expendedores de agua serán obligatorios en espacios públicos 

Según el diputado Ricardo Mansur autor del proyecto "el acceso al agua potable es considerado como un derecho básico, individual y colectivamente inalienable, por lo tanto, todas las personas que habitan el suelo de nuestra provincia, tienen derecho a la provisión de agua potable".

Vino y agua

En Mendoza, si bien no existe una legislación específica al respecto, existen algunos restaurantes, bares y, especialmente, locales bailables que, por propia decisión ofrecen a sus clientes un acceso libre y gratuito al agua potable.

En los fundamentos del proyecto se señala que "teniendo en cuenta que Mendoza es una provincia vitivinícola por excelencia, merece especial mención la implementación, a nivel nacional y desde el año 2014, del Programa Wine in Moderation.

Es el programa lanzado en Europa en 2008, que a través de sus campañas de educación e información, respaldadas por datos científicos, busca con un mensaje común desde la industria, fomentar la responsabilidad comercial en toda comunicación transmitiendo los beneficios de un consumo responsable, como parte de una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable. 

El consumo responsable de vino incluye una ingesta de agua potable.

Dentro de las propuestas, se recomienda que para el buen beber, además de hacerlo con moderación, es altamente beneficioso acompañar la ingesta de vino con la de agua".

Consecuencia de ello, es que en las degustaciones de vino organizadas en la Provincia, se prevé necesariamente la provisión de agua corriente gratuita, como complemento a las bebidas a degustar, ya que es útil para limpiar los sabores, antes de probar uno nuevo, y fundamentalmente por el rol hidratante que cumple, dentro de la premisa del consumo responsable.

Más humano y con sanciones

Por otra parte Mansur consideró que "facilitar el acceso a esta bebida elemental para el ser humano, implica un avance en las políticas estatales tendientes a promover una vida saludable, y a concientizar a la población respecto a los beneficios que derivan de su consumo habitual."

El legislador Ricardo Mansur autor de la ley.

La sanción inicial aprobada por Diputados también contempla sanciones según la gravedad de las faltas, las que van desde el apercibimiento, multa de hasta 15 remuneraciones mínimas vital y móvil y la clausura de hasta 90 días. A partir de la segunda reincidencia se procederá a la clausura que podrá ser definitiva.

Las fiestas masivas están en la mira de la norma.

"Desde un punto de vista global, es reconocido que el acceso al agua potable es un derecho humano universal, indivisible e imprescriptible. Ello en razón de que el agua es un elemento esencial para la vida humana, para la salud básica y para la supervivencia, así como para la producción de alimentos y para el desarrollo de actividades económicas", fundamentó el parlamentario para justificar las sanciones.