Penitentes: la historia del esquiador indignado - Mendoza Post
Jueves 27 Jun 2019Jueves, 27/06/19 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

La concesión a las apuradas que el Gobierno encaró para hacer funcionar el centro invernal Los Penitentes tiene aristas que le arrancarían una sonrisa a Gabriel García Márquez.

En los últimos días se ha ido desandando una historia con ribetes absurdos sobre la necesidad de que el tradicional espacio de alta montaña funcione con mínimas garantías para los turistas atraídos por la nieve.

El asunto se ventiló en el Senado de Mendoza en la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) en la sesión de miércoles.

La reunión de los senadores que recibieron a los funcionarios por la concesión de Penitentes.

En esa reunión estuvieron la titular del Ente de Turismo Gabriela Testa y el subscretario de Justicia Marcelo D'Agostino para explicar el procedimiento para adjudicar de modo precario la explotación del predio y las instalaciones.

La particularidad de este proceso de expropiación de Los Penitentes es el apuro por concesionar ante el pronóstico de mucha acumulación de viene en la zona cordillerana a la vera de la Ruta 7.

Gabriela Testa y Marcelo D'Agostino en el Senado.

El proyecto de ley en estudio en la comisión LAC es para expropiar esos terrenos helados para luego llamar a concurso y entregar a un operar el complejo de esquí.

La idea oficial es, también por concurso, otorgar un permiso precario solo por esta temporada.

Los funcionarios señalaron que solo hay dos empresas registradas en el Ente de Turismo para poder hacerse cargo. Son los concesionarios de Las Leñas por un lado y el de Los Puquios. Este último es el que más chance tiene de quedarse con la prestación.

D'Agostino defendió la juridicidad del proceso de expropiación.

Por esta temporada entonces Los Penitentes será un lugar para tirarse por la ladera en trineo (el famosos "culipatín") y no será ocupado para esquí. O sea será otro parque invernal de diversiones como es Los Puquios que se encuentra lindante.

Este último detalle es fundamental para rematar este episodio niveo.

El diputado provincial Mario Vadillo es un entusiasta esquiador y se envenenó cuando se enteró del destino de Los Penitentes.

Mario Vadillo dice que sintió bronca cuando se enteró que no se podría esquiar en Los Penitentes.

Cuenta que en estos días previos le recriminó a Testa esta medida y le reclamó por qué no había más oferentes.

"Me bardeó y me dijo que le sugiera alguna alternativa", contó coloquialmente Vadillo que es candidato a vicegobernador de Protectora.

Testa, según Vadillo, lo bardeó y le dijo que era un "vendehumo".

Entonces levantó el guante y por nota formal y como diputado firmó una petición para que se tenga en cuenta a una empresa porteña que según él no conoce a sus titulares.

Leé además: El Gobierno quiere la expropiación de Los Penitentes

Por supuesto el oferente fue descartado por no estar habilitado como prestador de servicio de montaña.

La llamativa nota de Vadillo a Testa para que tenga en cuenta otro oferente para la concesión del centro invernal.

Lo que quedó en la superficie fue la curiosa forma del legislador Vadillo, quien utilizó herramientas formales oficiales para impulsar a un oferente privado en la carrera de una licitación pública.

La nota de la propuesta de On Board, la firma sugerida por Vadillo. Dice que no los conoce y que encontró por Internet.

"Si hubiera querido hacer lobby no lo hubiera hecho de este modo. Sólo dejé constancia que se podía buscar más oferentes y que esta concesión está ya direccionada. Me dio mucha bronca que termine siendo una pista para culipatín", concluyó Vadillo.