La terminal que costó $35 millones y recibe un solo micro por día - Mendoza Post
Miércoles 26 Jun 2019Miércoles, 26/06/19 atrás

Una terminal de micros, con 47 dársenas y 56 boleterías, recibe un micro por día. Se trata de la terminal Dellepiane, en el barrio de Villa Soldati, en la zona Sur de la Ciudad de Buenos Aires, se inauguró hace más de dos años y costó más de $35 millones.

La terminal es un espacio de 37.212 metros cuadrados ubicado en la intersección de la autopista Dellepiane y la avenida Perito Moreno. Según el gobierno porteño, el proyecto de la terminal Dellepiane se creó con el objetivo de "desarrollar la zona sur". Por eso, se pensó construir una estación terminal de ómnibus para el transporte de pasajeros. Consultadas por La Nación sobre por qué no funcionó, las fuentes oficiales no respondieron.

Desolación, no hay movimientos en la terminal

La historia de la terminal se remonta al 2012, cuando el gobierno porteño lanzó una licitación pública para otorgar el predio de la avenida Dellepiane a través de un contrato de leasing -alquiler con derecho a compra- por 18 años. En febrero del 2013, se adjudicó a Terminales Terrestres S.A por $35.893.000. Finalizado ese plazo, la empresa será propietaria del inmueble.

Ver también: "Para incentivar el consumo amplían Ahora 12"

Terminales Terrestres es una compañía vinculada a Néstor Otero, el llamado "zar de Retiro", quien también maneja la concesión de esa terminal desde hace más de 20 años a través de la empresa TEBA. La termina de Retiro se caracteriza por un completo estado de deterioro y explica uno de los motivos por los cuales las empresas de colectivos no confían en los proyectos que provienen de la mano de Otero. Hubo acusaciones porque "el único oferente de la licitación mencionada fue la empresa solicitante, que fue finalmente la adjudicataria de la licitación".

La terminal se inauguró en 2017 y, para ese entonces, se proyectaba que tuviera un movimiento de 800 ómnibus diarios y un tránsito mensual de 700.000 personas que "descomprimiría" la afluencia de pasajeros en Retiro. Dellepiane parecía levantar vuelo durante el G20, cuando se dispuso trasladar allí los viajes que se hacían desde Retiro, pero esa medida solo duró los tres días de la jornada internacional.

Durante la Cumbre G20 estuvo a full

Según los últimos registros oficiales de servicios, en Dellepiane, durante mayo, tocaron dársena en la terminal 39 colectivos. Esto es, apenas un poco más de uno por día. En abril habían sido 47, en marzo 100, en febrero 263 y en enero 236. El pico más alto de ingreso de colectivos se percibió durante noviembre y diciembre a raíz de la cumbre del G20 cuando llegó a 1214 colectivos y 1144, respectivamente.

Ver también: "La terminal de Mendoza será como un aeropuerto"

El primer motivo que explica la paralización de la terminal es que las empresas de transporte no se trasladan allí. No lo hacen por la falta de pasajeros y porque consideran que no es accesible llegar. Gustavo Gaona, vocero de la Cámara Empresaria de Buses de Larga Distancia (Celadi), explicó a LA NACION: "Esta terminal tiene serios conflictos por el lugar en el que está. No se utiliza porque no hay demanda. No hay forma de que lleguen los pasajeros. El transporte público es poco y se prometió que iba a llegar el subte, pero nunca se terminó esa obra. Entonces la única manera de llegar es en un taxi o auto particular". 

Ahora, sin movimientos