Candela Pelliza: "Nos llevamos los méritos que antes no teníamos" - La Trenza - Mendoza Post
Martes 25 Jun 2019Martes, 25/06/19 atrás
porConstanza Terranova
Periodista

Candela Pelliza estudia la carrera de Arquitectura en la Universidad Nacional de Cuyo. El 21 de junio, pañuelo verde en mano, comenzó a portar la Bandera Provincial por su promedio de 8,69. Ella es una de las cuatro mujeres que componen el cuadro de honor de la Facultad de Ingeniería y cree en una arquitectura feminista y horizontal.

- ¿Por qué es un logro del feminismo?

-"Desde el día que supe que iba a ser abanderada, siempre quise recibir la bandera con el pañuelo. Más allá del símbolo patriótico, la bandera en el fondo es un reconocimiento al mérito académico".

La estudiante reconoció: "No se si feliz o tristemente, ha sido la carrera de arquitectura la que ha permitido que a esta facultad -Ingeniería de la UNCUYO- ingresaran un montón de mujeres. Aun hoy en día, a pesar que cada vez hay más mujeres las carreras de ingeniería todavía tienen pocas estudiantes".

Ver esta publicación en Instagram

Queremos felicitar a @candepelliza estudiante de Arquitectura de la Facultad de Ingeniería por ser la nueva abanderada provincial. Nos hizo llegar esta linda foto %uD83D%uDC9A%u270A Compartimos, también, sus palabras: "Estar recibiendo hoy la bandera en la Facultad de Ingeniería es, por sí mismo, un triunfo del feminismo. Que de un total de seis abanderadxs, cuatro seamos mujeres, es posible gracias a la lucha feminista y al avance de mujeres sobre carreras históricamente masculinizadas. Como futura arquitecta mi trabajo y compromiso es con lograr habitats y ciudades dignos, inclusivos y pensados con perspectiva de género, para poder desarrollar nuestras vidas de forma plena." Una vez más, felicitaciones Cande. Se va a caer %uD83D%uDC9A%uD83D%uDCAA #MujeresLibres #Ingeniería #UNCuyo #Feminismo

Una publicación compartida de mujeres libres (@mujeres_libres_uncuyo) el

"Es un mérito del feminismo porque con la entrada de mujeres a la Facultad se empezaron a mover un montón de cosas, empezaron a surgir proyectos relacionados con el feminismo, generadores de debates que antes no se podían dar. Y esto, creo que tiene que ver con la visibilización de las mujeres que estamos ahí, y que nos llevamos los méritos que antes no teníamos, simplemente porque no nos dejaban entrar, no por falta de capacidad", resaltó.

- Las mujeres dominan el cuadro de honor

-"Sí, cuatro somos mujeres de seis personas en total.Yo creo que cuando esos espacios se nos empiezan a permitir ocupar, los ocupamos con todo", afirmó en relación a quiénes portaban los símbolos patrios.

- ¿Alguna vez sentiste, dentro o fuera de la universidad, algún tipo de discriminación por ser mujer?

-"La verdad que con arquitectura pasa algo bastante particular que es que, aunque las mujeres somos mayoría hoy en día estudiando la carrera, sigue siendo, más allá de que yo todavía no trabajo, sumamente difícil trabajar en la obra, que te respeten, respeten las decisiones, la posición de que sos una profesional a cargo. Las obras de construcción son un ambiente muy machista".

María Luz Vottero, abanderada nacional; Facundo José Marzetti Mussuto, primer escolta nacional; Dardo Joaquín Ruggeri, segundo escolta nacional; Candela Sol Pelliza, abanderada provincial; Fernanda Cony, primer escolta provincial y Sofía Laura Vaquie, segunda escolta provincial.

- ¿Cómo se asume la arquitectura desde el feminismo, o el feminismo desde la arquitectura?

-"Se está dando algo en la carrera me apasiona mucho: Un movimiento, con perspectiva social, de varios grupos que están empezando a trabajar con perspectiva de género. Recientemente se abordo el concepto de que las ciudades han sido siempre planificadas y pensadas por y para hombres, que las necesidades o preferencias de las mujeres han estado invisibilizadas".

"Pensar una ciudad con perspectiva de género propone un montón cosas para pensar y repensar todo el tiempo. Desde cómo nos nombran a las mujeres en la ciudad, cuántas calles tienen nombres de mujeres, hasta si hay guarderías en los espacios donde trabajan las mujeres, que generalmente siguen siendo hoy las que están a cargo de las tareas de cuidado".

"Hay un montón de cuestiones que se están pensando para ver cómo sería hacer ciudades más feministas. Se apunta, sobre todo, a construir ciudades con una planificación más horizontal, más participativa, más colaborativas".