El gobierno tiene margen para un verano de consumo - Mendoza Post
Post: Agencia NPLunes 24 Jun 2019 28 días atrás

El gobierno tiene margen fiscal para un pequeño "verano" de consumo antes de las elecciones. Eso se debe a que entre enero y mayo lleva un sobre cumplimiento de metas fiscales de unos $18.000 millones.

Eso se debe a que hasta el quinto mes del año el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, logró acumular un superávit de $38.000 millones, mientras que la meta acordada con el FMI es de $20.000 para el semestre. Se trata del superávit primario. El gobierno podría cumplir la meta aún con un déficit en junio.

Según señala el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) al considerar el superávit primario ya acumulado hasta mayo, se tiene que el resultado primario del mes de junio podría resultar deficitario y aún cumplir con la meta pautada para el semestre.

"Es decir que, considerando para junio una evolución de los recursos tributarios en línea con lo observado en los primero 5 meses de 2019 y un aporte de los recursos no tributarios en sintonía con lo presupuestado, el Gasto Primario podría tener un margen para un crecimiento superior al actual", señala el IARAF.

Se aclara que junio es históricamente un mes deficitario fruto del pago de aguinaldos y la actualización de los haberes jubilatorios. En este mes, a los haberes les corresponde una actualización del 10,8%.

También se destaca que el Tesoro cuenta con un margen extra para el gasto a través de los ajustadores de gasto social y de capital, contabilizados como el exceso de gasto sobre una línea de base preestablecida.

"La línea de base acumulada en dichos gastos para el primer semestre ya ha sido superada al mes de mayo en $11.899 millones, por lo que todo gasto que se realice en estas cuentas en junio deberá contabilizarse como ajustador, pudiéndose ubicar el mismo entre $35.000 y $40.000 millones para el primer semestre", indica la consultora.

Los "ajustadores" son rubros del gasto que el FMI permite al gobierno computarlos como "inversión". Si el gobierno tiene problemas para llegar a cumplir la meta, entonces se usan como un "comodín". De hecho, economistas advierten el resultado fiscal de la Argentina del 2018 habría sido menor que el anunciado. Se anunció un superavir de 0,2% cuando en realidad habría sido de apenas 0,02%.