Mujeres trans de Mendoza piden acceder a casas del IPV - Mendoza Post
Jueves 20 Jun 2019Jueves, 20/06/19 atrás
porFlorencia Silva
Editora Post

El acceso a la vivienda es un derecho básico de cualquier ciudadano y un colectivo de chicas trans de Mendoza ha decidido unir sus fuerzas para lograr este objetivo.

El grupo inició con 22 participantes, pero luego por el desgaste que les causó la burocracia a muchas, se redujo a 12. Solo dos tienen un empleo formal, el resto se encuentra en situación de precarización laboral y un alto porcentaje se prostituye para subsistir.

Una de las dos mujeres que tiene un empleo formal es Uma Flores quién trabaja como técnica en Diálisis en el Hospital Central y contó detalles de esta iniciativa.

El colectivo trans pide acceder a una vivienda social del plan Mendoza Construye.

"En diciembre del año pasado presentamos un petitorio en el IPV pidiendo la implementación de un programa que facilite el acceso a la vivienda para el colectivo trans. El pedido tiene mucha fundamentación jurídica, basada en normas de rango constitucional. El acceso a la vivienda para el colectivo no existe, no hay ningún programa que contemple y se adecue a la realidad del colectivo".

Cuando Uma habla de la realidad del colectivo, se refiere a la situación de precarización laboral que viven y el promedio de vida, que ronda los 40 años.

"Las compañeras tienen trabajo precarizado, muchas prostituyen, de las 22 iniciales, solo dos tenemos un trabajo formal, una soy yo, la otra es una compañera que trabaja en el hogar Santa Marta".

En proceso

En enero el colectivo fue recibido en el IPV. Allí les nombraron una encargada del expediente que es la trabajadora social, Viviana Pérez. En esa instancia les explicaron como funciona el plan Mendoza Construye, en el cuál ellas ingresarían en la línea 1 de vivienda social, debido a los ingresos que tienen.

Uma Flores.

"En el IPV nos dijeron que no hay ningún programa para el colectivo pero hay una resolución  que dice que hay grupos que tienen prioridad a la hora de acceder a una vivienda: gendarmería, policía de Mendoza, ex combatientes de Malvinas, discapacitados y mujeres en situación de violencia de género", detalla Uma.

El colectivo manifiesta que ellas pueden entrar en este último grupo a partir de la Ley de Identidad de Género 26743; la Ley 26485 de Protección Integral Contra la Mujer y la convención internacional Belém do Pará para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer.

Cabe destacar que ellas no piden que les regalen una casa sino que sean incluidas en estos grupos de prioridad ya que si se anotan en los municipios, hay una lista de espera de entre 20 y 30 años. Al respecto, el promedio de vida de las mujeres trans es de 40 años.

En cuanto al trámite, ellas hicieron una presentación pidiendo que se acompañe el expediente y recibieron un dictamen favorable.

Sin embargo, la inclusión en los grupos de prioridad la realizan los municipios. Por tal motivo, lo que ahora solicitan es que se acelere el trámite en cada comuna, a los efectos de ser incluidas en  estos grupos y poder acceder a una vivienda social.