Por la muerte de Lourdes en Colegiales, la Justicia investiga un femicidio - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 19 Jun 2019Miércoles, 19/06/19 atrás

Los estudios preliminares de la autopsia realizada a María Lourdes Arangio, que fue encontrada sin vida en una calle del barrio porteño de Colegiales, determinaron que murió a causa de una congestión y un edema pulmonar, mientras que la justicia investiga ahora el delito de femicidio.

Así lo confirmó el Cuerpo Médico Forense tras la realización de la operación de autopsia, en la que se descartó una hipótesis de estrangulamiento que había circulado este martes.

La justicia esperaba los resultados de las pericias complementarias realizadas que permitirán conocer si había rastros de consumo de estupefacientes o alcohol en el cuerpo de la mujer, mientras que se confirmó que el deceso se produjo varios días antes del hallazgo.

En tanto, Raúl Antonio "El Gitano" Devias, de 50 años, con quien Arangio mantenía una relación, continuaba detenido www.mendozapost.com/nota/123296-detuvieron-al-hombre-que-tiro-el-cuerpo-de-una-mujer-envuelta-en-una-frazaday trascendió que se negó a declarar ante el juez Damián Kirszenbaum y el fiscal Jorge Fernández.

Raúl Antonio "El Gitano" Devias.

Este miércoles por la tarde, trascendió que Devias, el único detenido, será investigado por el delito de femicidio, debido a una serie de pruebas recolectadas en el expediente, que cambiarían la caratula inicial de la causa que era muerte por causa dudosa.

Además, y según dejaron trascender fuentes policiales, se investiga si el hombre es la persona que aparece en un video mientras deposita el cuerpo de la mujer en Céspedes al 2900, cerca de un contenedor.

El cadáver, vestido con una campera y unas calzas negras, sin calzado, fue encontrado envuelto con frazadas este martes alrededor de las 7:00 por un vecino, que enseguida dio aviso a la línea de emergencias 911.

María Lourdes Arangio.

Al momento de ser encontrado, el cadáver presentaba un avanzado estado de putrefacción y los peritos forenses determinaron que la mujer había fallecido varios días antes de ser depositada en la calle envuelta en dos frazadas.

Posteriormente se determinó que pertenecía a Arangio, quien tenía dos hijos y cuya familia no sabía nada de ella desde hacia diez días.

Fuentes ligadas a la investigación señalaron que tanto Arangio como Devias eran habituales consumidores de drogas.