Las PASO costarán $4500 millones y se harán aunque no sean "primarias" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 19 Jun 2019Miércoles, 19/06/19 atrás

Aunque la decisión de Sergio Massa de sumarse al kirchnerismo derivó en que no haya ningún partido político que presente listas distintas, las PASO se harán igual y tendrán un costo de $4500 millones.

Aunque todas las listas habilitadas para presentar precandidatos son únicas por partido y no hay contiendas para dirimir en una elección primaria, las PASO se harán y se convertirán en una gran encuesta nacional, al menos en la categoría presidencial.

Según fuentes del Ministerio del Interior, la contienda insumirá unos 4500 millones de pesos, casi el 45 por ciento del total del presupuesto destinado a las elecciones de este año, que alcanza los $10.600 millones, informó La Nación.

En Casa Rosada se atajaron y argumentaron que el gobierno no las puede suspender porque, para ello, el Congreso debe sancionar una ley.

Del otro lado, quienes defienden esta herramienta sostienen que, aunque no haya competencia, las elecciones primarias sirven para ordenar la oferta electoral. En efecto, solo los partidos que superen el umbral del 1,5% del total de los votos podrán competir en la siguiente instancia. Algo que muchos consideran antidemocrático porque, en realidad, termina siendo un filtro que impide a partidos chicos llegar a las elecciones.

"Las primarias sirven para concentrar el voto entre las agrupaciones políticas más viables electoralmente. Permiten ordenar, además, la integración de las listas legislativas", indicaron.

Desde que se aprobó la ley de primarias, en 2009, esta será la segunda vez que no habrá competencia en la categoría presidencial. El primer antecedente fueron los comicios presidenciales de 2011: los principales candidatos -Cristina Kirchner (Frente para la Victoria), Hermes Binner (Frente Progresista), Ricardo Alfonsín (Unión para el Desarrollo Social) y Elisa Carrió (Coalición Cívica)- no tuvieron contendientes internos. En 2015 no sucedió lo mismo: tanto Cambiemos como la coalición UNA dirimieron sus candidatos presidenciales en elecciones internas. El Frente para la Victoria las utilizó en la provincia de Buenos Aires, para gobernador.