Una mujer teme que su pareja, que la dejó ciega, quede en libertad - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 17 Jun 2019Lunes, 17/06/19 atrás

Una mujer denunció que  fue golpeada por su pareja hasta quedar ciega luego de que ella realizó 13 denuncias por  violencia de género. El agresor podría salir en libertad en los próximos meses. 

Susana Gómez (35) tiene cuatro  hijos-dos nenas y dos varones-, de entre 10 y 15 años. No quiso decir sus nombres "por un tema de seguridad". La mujer contó en una entrevista a Infobae que desde Carlos Goncharuk la golpeó salvajemente hasta dejarla ciega, los chicos jamás lo visitaron en la prisión.

Su abogado Darío Witt, su abogado, titular de Casa María Pueblo, la ONG que representa legalmente a la mujer. "Lo que queremos es que el agresor no salga de la cárcel y busque acercársele, pedimos medidas de protección".

Susana Gómez quedó ciega por los golpes de su pareja

Hubo un juicio y fue en 2014. Aquella vez la jueza Carmen Palacios Arias, a cargo del Tribunal Oral Criminal número 5 de La Plata, condenó a 8 años de prisión a Carlos Goncharuk. 

Ver también: Autorizan a un joven a suprimirse el apellido de su padre femicida

El Tribunal consideró suficientes las pruebas para establecer que el hombre, imputado por "lesiones gravísimas", había provocado la ceguera de Gómez tras darle varios golpes en la cabeza y en el cráneo. Antes del hecho, la mujer lo había denunciado 13 veces ante la justicia.

La mujer relató que los hijos de la pareja no quieren ver al padre.

"El daño no me lo saca nadie, nunca más veré la cara de mis hijos. Pero estoy viva, y los tengo cerca. Ahora todo será diferente. Hoy se dio un giro en la justicia", dijo Susana entre lágrimas, después de la sentencia. Ahora dice que, aunque esté acompañada por su familia y por la ONG Casa María Pueblo, volvió a sentirse nerviosa como antes de la condena.

Te puede interesar: Intentó ahorcar a su pareja en Palmira y lo detuvieron en San Luis

"Decir que no tengo miedo cuando él salga, sería mentir -aclara-. Estuve durante muchos años desamparada por la justicia, y el Estado nunca me escuchó ni me acompañó. Siempre dije que el Estado es tan responsable como Goncharuk de haberme dejado ciega".

El abogado defensor pidió que el agresor siga detenido. 

Las agresiones de su ex marido habían sido sistemáticas. En julio de 2010, ocurrió el peor de los infiernos: Goncharuk le golpeó la cabeza contra la pared y luego contra una mesada. Eso le provocó el desprendimiento de retina en ambos ojos y le hizo perder la vista. Al momento del ataque, además, Goncharuk había violado una medida de restricción perimetral.

Susana, que lo había denunciado 13 veces por antiguas agresiones, tardó en hacer una presentación judicial por los golpes que la dejaron ciega. Había entrado en un estado de shock. Aprovechando la dilación, el agresor dijo que la víctima mentía porque buscaba separarlo de sus hijos. Pero la justicia no le creyó.

El agresor fue condenado a 8 años de prisión pero podría salir en libertad en los próximos meses-