El papá de los nenes quemados rescató a la nena del incendio del domingo - Mendoza Post
Viernes 7 Jun 2019Viernes, 07/06/19 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

José Domínguez, hermano de Pablo, y tío de los niños que murieron anoche al incendiarse su casa, contó que su hermano " Él sacó a la nena del incendio del domingo pasado que también esta internada, esa casa está a la vuelta". 

En diálogo con Ricardo Montacuto en "Te Digo lo que Pienso", que se emite por Radio Nihuil, José explicó que, si bien está esperando que finalicen los peritajes en la casa de su hermano, "dicen que puede haber sido una salamandra o un termotanque nuevo, hace poco se hizo la división de medidores con la casa de abajo en la que viven mis padres, con la de abajo que vive mi hermano mi cuñada y mis dos sobrinos", relató.

Precisó que "La casa se construyó hace unos 5 o 7 años por un plan Procrear. Los servicios estaban compartidos y decidieron, hace un par de años, dividirlos. Eso se estaba haciendo, como cambiaron las normativas tuvieron que cumplirlas y estuvimos peleando con los gasistas matriculados y con la Cooperativa Eléctrica porque ellos no te dan nada hasta que todo está en perfectas condiciones".

En este sentido, el tío de los niños fallecidos dijo que daba esas explicaciones para "que se dejen de decir cosas que no son, porque hablan de instalaciones malas, y no es cierto".

Sobre el termotanque que la familia Domínguez había adquirido recientemente, José, dijo que "Tengo entendido que lo instaló el gasista al termotanque". 

También aclaró que "No son inquilinos, viven arriba de mis viejos hace mucho, se mudaron ahí cuando lograron construir, no son inquilinos".

También agregó que "Es mentira que escuché una explosión, eso lo desmiento, porque yo estaba en la casa de mi otro cuñado en El Trapiche y cuando llegue ya mi hermano estaba afuera, muy quemado, de hecho tiene el 98% de quemaduras y le estaban haciendo resucitación a mi sobrino".

José reiteró que no tuvo oportunidad de hablar ni con su hermano Pablo ni con su cuñada María Lara, y destacó que sus padres, que viven abajo de la casa incendiada, no sufrieron consecuencias "y no escucharon nada, ni como si se hubiera caído una silla porque se escucha todo. Ellos gracias a Dios están bien, la casa de abajo esta sin daños gracias a los vecinos que trajeron matafuegos y el rápido desempeño de los bomberos y de los policías. Todo lo que pudieron hacer lo hicieron, no tengo palabras para agradecerles". 

Finalmente, aseguró que nunca tuvo indicios de que algo anduviera mal en la casa, ni sintió olor a gas ni su hermano o la cuñada le hicieron algún comentario. "Nosotros por el estado de salud de mis padres y como vivimos cerca venimos casi todas las noches y, como a mi hermano lo operaron de la rodilla el miércoles pasado, los venimos a visitar y nunca hablamos de nada".