Robaron 18 veces en cuatro años en un espacio de arte de Luján - Mendoza Post
Jueves 6 Jun 2019Jueves, 06/06/19 atrás
porLeonardo Otamendi
Editor Post

Un espacio de arte de Luján de Cuyo es blanco de delincuentes desde hace cuatro años. A las propietarias del lugar las tienen de punto, y la pérdida económica sufrida por la seguidilla de robos es realmente abultada.

Las dueñas de "La Pausa", ubicada en calle Alberti 477 de Mayor Drumnond, están realmente hartas de los robos. Han ingresado a robar 18 veces en los últimos 4 años, desde que se inició el emprendimiento, y en dos ocasiones en los últimos diez días.

Ana De Cara es una de las responsables de La Pausa. Cansada de ser blanco de la delincuencia, le dijo al POST: "Estamos evaluando cerrar el emprendimiento".

Ana De Cara, dueña del espacio.

Considerar ponerle fin a un desarrollo en el que trabajan actualmente 12 artistas debe ser duro, porque La Pausa es una casa taller donde realizan distintas expresiones artísticas.

Según De Cara, en la Oficina Fiscal N° 11, de Luján de Cuyo, ya la conocen por la cantidad de veces que ha ido a denunciar. Aunque sube la apuesta y sostiene que la Policía sabe quiénes son los ladrones y que ella misma les ha señalado a los uniformados la identidad de los autores.

"Son tres hermanos los que nos han robado varias veces. He visto sus caras, he hablado con ellos y los robos continúan", explicó De Cara. "A estos tres jóvenes los detuvieron pero a las horas estaban libres. No entiendo nada", se quejó.

Incluso, la dueña del emprendimiento aseguró que la última vez que le robaron los ladrones estaban vendiendo sus cosas "en el callejón y la Policía no hacía nada".

Este jueves fue la última vez que ingresaron a la casa taller. La alarma se activó a las 2 de la madrugada. Le destrozaron una puerta y también ventanas. Los delincuentes sustrajeron un caloventor, una cafetera, $2.000 y también destrozaron el sistema de alarma.

Pero entre los 18 robos que han sufrido, la lista de bienes robados es interminable: cortadoras de pasto, cinco amoladoras, dos lijadoras de cinta, herramientas, palas, martillos computadoras, ventiladores y "hasta perro labrador puro", detalló De Cara.

Todos estos objetos los ha tenido que reponer una y otra vez, y las socias están cansadas. Por esa razón es que están pensando en "bajar la persiana" definitivamente.