Este era el empleado que asesinó a tiros a 13 personas en Estados Unidos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 1 Jun 2019Sábado, 01/06/19 atrás

Las autoridades estadounidenses identificaron este sábado al autor del tiroteo que ocurrió en la noche del viernes en las oficinas municipales de la localidad de Virginia Beach, en el que 13 personas murieron -entre ellas el atacante- y cuatro resultaron heridas.

"Dewayne Craddock, de 40 años, fue el autor", dijo el gestor municipal de Virginia Beach, Dave Hansen, en una rueda de prensa en la localidad costera del sureste del estado de Virginia.

El presunto autor de la masacre, quien murió después de un intercambio de disparos con la policía local, utilizó una pistola y un rifle con "múltiples revistas" que fueron adquiridos legalmente, agregó el gestor sin dar más detalles.

Dewayne Craddock.

Los medios locales, por su parte, informaron que Craddock era empleado del Departamento de Obras Públicas desde hacía 15 años y que estaba a punto de perder su trabajo. Otra información, señala que el presunto autor del tiroteo tenía un pasado militar.

El jefe de la Policía de Virginia Beach, James Cervera, explicó ayer que el sospechoso entró al edificio sobre el final de la tarde y empezó a "disparar indiscriminadamente". Las autoridades hallaron cuerpos en tres pisos diferentes del edificio y en el estacionamiento.

Según Cervera, el atacante falleció después de enfrentarse a dos agentes que ingresaron al lugar, informó la agencia de noticias EFE. Entre los heridos se encuentra uno de los policías, que salvó su vida gracias al chaleco antibalas.

Cervera brindó información sobre lo ocurrido.

Hansen, por su parte, precisó que todas las víctimas, excepto una, eran trabajadores de la ciudad, divulgó la agencia Télam.

El derecho a poseer y portar armas está protegido en Estados Unidos por la Segunda Enmienda de la Constitución, lo cual ha desatado un debate en los últimos años, debido a los constantes tiroteos, sobre todo en colegios, pero también en bares, hoteles o centros comerciales.

El peor de la historia reciente ocurrió en Las Vegas, Nevada, el 1 de octubre de 2017, cuando un hombre abrió fuego desde la habitación de un hotel contra una multitud que asistía a un concierto matando a 58 personas antes de acabar con su vida.