Masacre de Monte: exhumaron el cadáver de Camila y no tenía impacto de bala - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 29 May 2019Miércoles, 29/05/19 atrás

 El cadáver de Camila López, una de las víctimas de la trágica persecución policial registrada en San Miguel del Monte, fue exhumado hoy para ser sometido a una nueva autopsia, pero no se le hallaron rastros de bala.

El cadáver de la chica de 13 años fue sometido en la morgue de Lomas de Zamora a nuevos peritajes frente a la posibilidad de que los anteriores pudieran presentar anomalías, dado que fueron realizados por médicos de la Policía Bonaerense.

Esa Fuerza, precisamente, es la que está bajo sospecha por la participación de al menos una docena de efectivos en los hechos que derivaron en la muerte de cuatro adolescentes y la posterior cadena de encumbrimientos.

La reautopsia al cuerpo de Camila confirmó que la chica murió como consecuencia del impacto por el accidente, sin que presentara herida de bala alguna.

Ver: Cayó un subcomisario y ya son 13 los detenidos por la tragedia de San Miguel del Monte

El cadáver de Camila López fue exhumado del cementerio de San Miguel del Monte y llegó pasadas las 11:00 a la morgue judicial que funciona en los tribunales de Banfield, en el cruce de Larroque y Camino Negro.

El traslado concretó en una ambulancia a cargo de la División Criminalística de Gendarmería Nacional.

La reautopsia fue ordenada por la jueza de Garantías de La Plata, Marcela Garmendia, y en representación de la familia de Camila participó como perito de parte la especialista Virginia Creimer, quien intervino en otras causas resonantes como el Triple Crimen de General Rodríguez.

Según trascendió, el cuerpo fue sometido a una detenida inspección con Rayos X.

La abogada Margarita Jarque, que representa a la familia de la adolescente, había anticipado que el objetivo de la reautopsia era "determinar si Camila presentaba una herida de bala producida por los efectivos que participaron de la persecución".

Las sospechas se originaban en que el cuerpo de Gonzalo Domínguez, de 14 años, uno de los chicos que viajaba con Camila en el auto que fue baleado por efectivos policiales, presentaba un disparo en un glúteo, tal como lo demostró una pericia realizada por la Gendarmería Nacional.

Ver: Pidieron juicio político para la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich

Esa certeza derrumbó la versión policial que en principio negaba el uso de armas en la persecución que llevó al Fiat 147 en que viajaban los jóvenes a chocar contra un camión sobre la ruta 3, con el trágico saldo de cuatro muertos y una herida grave.

Camila viajaba sentada en el medio del asiento trasero del auto, justamente a la izquierda de Gonzalo.

En el rodado también iban el conductor Carlos Suárez, de 22 años; Danilo Sansone, de 13, ambos fallecidos, y Rocío, de 13, internada en grave estado en el hospital El Cruce, de Florencio Varela.

Por el caso fueron detenidas ya 13 personas, 12 de ellas efectivos policiales, entre los cuales cuatro están acusados de "homicidio doblemente agravado por abuso de su función como miembro de fuerzas policiales y por el empleo de armas de fuego".