El humo de tabaco ajeno mata a un millón de personas cada año - Mendoza Post
Lunes 27 May 2019Lunes, 27/05/19 atrás
porAdrián Lira
Periodista Diario Vox

Desde 1989 cada 31 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) y organizaciones asociadas celebran el Día Mundial sin Tabaco con el objetivo de generar conciencia sobre los efectos nocivos que provoca el cigarrillo en fumadores y en terceros que están expuestos al humo del tabaco. 

La campaña de la OMS se desarrolla este año bajo el lema "Elige salud no tabaco" y aporta información estadística realmente alarmante como que unas 8 millones de personas mueren cada año a causa del tabaco y que al menos un millón de ellas se deben a la exposición del humo de terceros. Es que según estudios e investigaciones científicas se ha comprobado que el humo del tabaco contiene más de 4000 productos químicos de los cuales en 250 son nocivos para la salud y 50 de ellos producen cáncer.

Además el humo del tabaco ajeno es también responsable es responsable de severas enfermedades respiratorias como tuberculosis, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y cáncer de pulmón. 

No alcanza con no fumar

Se estima que a nivel mundial unos 165.000 niños mueren antes de cumplir 5 años por infecciones de las vías respiratorias inferiores causadas por el humo de tabaco ajeno. También que las personas no fumadoras expuestas al humo de tabaco en el hogar o el lugar de trabajo tienen un 30% más de riesgo de contraer cáncer de pulmón y que y que la inhalación de humo del tabaco es uno de los principales factores desencadenantes del desarrollo o empeoramiento del asma. A su vez las personas adultas que estuvieron expuestas al humo de tabaco durante su niñez y que, como consecuencia, tuvieron infecciones frecuentes de las vías respiratorias inferiores corren el riesgo de desarrollar EPOC que causa episodios de dificultad para respirar, tos y producción mucosa.

Por otro lado los bebés expuestos en el útero a las toxinas del humo de tabaco, a través del tabaquismo materno o de la exposición materna al humo ajeno, experimentan con frecuencia una disminución del crecimiento de los pulmones y de la función pulmonar, corren el riesgo de agravamiento del asma, contraer neumonía y bronquitis, así como infecciones frecuentes de las vías respiratorias inferiores.

En Argentina se estima que cada año unas 40.000 personas mueren a causa de enfermedades asociadas al consumo de tabaco y si bien las cifras de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) muestran que entre 2013 y 2018 la cantidad de adultos fumadores descendió en casi 3% todavía se está lejos del ideal. En esa línea la Comisión Nacional de Coordinación del Control del Tabaco afirma que en 2015 se destinaron más de $33.000 millones para atender enfermedades del tabaco que equivale al 7,5% del gasto sanitario total y el 0,75% del PBI.

En ese marco instituciones como la Fundación Sales llevan adelante acciones como la campaña "Juntos Contra el tabaco" que además de concientizar sobre los efectos nocivos del cigarrillo recolecta firmas para exigir que el Congreso de la Nación ratifique el convenio marco para el control del tabaco aprobado en 2003 por la OMS y ratificado ya por 181 países y que a pesar de haber votado a favor Argentina aun no ratifica. Más información en www.juntoscontraeltabaco.com.