La Madre de la Patria es Afro - La Trenza - Mendoza Post
Sábado 25 May 2019Sábado, 25/05/19 atrás
porMariana Canessa
Periodista. Fotógrafa / Audiovisual

Desde hace unos años se viene realizando un revisionismo histórico sobre los lugares que ocupaban las personas afro en la Argentina gracias a la puja de sus activistas. En el 2013 se sancionó la Ley 26852 que establece al 8 de noviembre como el "Día nacional de afroargentinos/as y de la cultura afro" para conmemorar a la figura de María Remedios del Valle.

María Remedios del Valle, denominada como "Madre de la Patria" por el general Lamadrid, combatió en los campos de batalla contra los realistas en Huaqui, en el Alto Perú y en el conocido "éxodo jujeño" por mencionar algunos. Según figura en el libro de Felipe Pigna: Mujeres tenían que ser. Historia de nuestras desobedientes, incorrectas, rebeldes y luchadoras; comenzó su participación militar luchando contra las Invasiones Inglesas. 

Del Valle fue nombrada ni más ni menos que Capitana por el mismísimo Belgrano lo que deja claro que su rol excedía el de auxiliar o enfermera. María Remedios estaba enlistada en el ejército desde el 6 de julio de 1810 y se levantó en armas contra soldados enemigos. 

Fue prisionera de las tropas realistas por alimentar a sus prisioneros y ayudar a su escapatoria, por lo que la sentenciaron azotes consecutivos durante nueve días. Logró fugarse para volver a las líneas de su ejército. Sobrevivió a un total de seis heridas de bala y estuvo siete veces a punto de ser fusilada. Su esposo y dos hijos que también lucharon, no tuvieron igual suerte.

Como sucedió con tantos y tantas otras patriotas que participaron en los procesos independentistas se hallaron documentos de que las autoridades de Buenos Aires dejaron de pagarle su correspondiente sueldo militar. Años más tarde Juan Manuel de Rosas la integró a la plana mayor inactiva con el grado de Sargento Mayor por lo que cambió su nombre al de Mercedes Rosas.

Josefa Tenorio

Otra mujer a retratar visibilizada tras este revisionismo es a Josefa Tenorio. Tras oír que con el regreso de los realistas en caso de ganar, todos aquellos esclavos que habían sido pronunciados en libertad volverían a la esclavitud, no dudó en alistarse como voluntaria a las tropas del General San Martín en el campamento del Plumerillo

Fue confiada por Gregorio Las Heras con la portación de la bandera para cruzar la Cordillera de los Andes y se le proveyó de pistola y sable. Estuvo presente en las expediciones al Alto Perú. Hay registros de una carta a San Martín en la que solicitaba su libertad:

"Mi sexo no me ha sido ni me será impedimento para ser útil a mi patria, y si en un varón es de toda recomendación el valor, en una mujer es extraordinario el enseñar a tenerlo"

No es de conocimiento si pudo conseguirla, solo se sabe que el general escribió una carta recomendando su liberación.

Spoiler Alert: en la Argentina hay negrxs

Con el acto conmemorativo del 25 de mayo es tradición pintar las caras de niñas y niños para representar a personas afroamericanas que datan del 1810. Por supuesto nadie se cuestiona nada y aplaudimos esta práctica. Sin embargo el colectivo de afrodescendientes rompe con el silencio para advertirnos del racismo detrás del blackface, es decir, la utilización de maquillaje para encarnar a personas con características afro con fines teatrales.

Como sucede frecuentemente que un sector hegemónico habla por otro grupo, invisibiliza, silencia situaciones que desconoce y da lugar a prejuicios que distan de ser verdad. 

Jennifer Parker, activista afroargentina y columnista de la radio Oktubre fm de Buenos Aires, señala que se muestra a personas afrodescendientes ocupando el único rol de esclavos vendedores ambulantes, cuando en realidad había una multiplicidad de espacios que ocupaban como es el ejército.  Y apunta, en referencia a Bernardino Rivadavia, que:

"Incluso nuestro primer presidente fue negro"

Historiadores han distorsionado durante años su figura para registrarlo como blanco. Además, siempre se retrata a los negros sonriendo, bailando y hasta humorísticamente como si se encontraran en comodidad con esa situación.

Esta negación de la existencia de personas afroargentinas se traduce, tal vez en la más grave consecuencia detrás de estas prácticas; en la dicotomía que polariza lo negro como lo malo e inferior y lo blanco como lo bueno y superior. En el ámbito escolar hasta las/os más pequeñas/os pueden asimilar la escala valorativa desigual con que se juzga que te toque un papel de dama antigua o general a de "negra/o".

¿Cómo seguimos?

Jennifer llama a no esconderse en el lugar cómodo de la ignorancia. Podemos empezar por el replanteo de privilegios, de prácticas opresivas de apropiación cultural y por dejar lugar en los espacios

"Al igual que las feministas estamos cansadas de ser educadoras no pagas, las compañeras afro descendientes también lo están. "

Para más información, descarga de forma gratuita la Guía para docentes sobre afrodescendientes y cultura afro elaborado por la Agrupación Xango.