Una feminista llegó al "poliamor" y ahora tiene marido y novio - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 25 May 2019Sábado, 25/05/19 atrás

Laura Baez está casada hace casi 15 años y tiene cuatro hijos. Sin embargo tiene una relación con otro chico puesto que hace unos años decidió abrir la pareja.  En una entrevista, Baez contó cómo el feminismo la ayudó a tener una mejor mirada sobre las relaciones personales y avanzar en el "poliamor"

El principal aporte del feminismo en su vida fue la crítica a la monogamia. En una entrevista con Infobae, Laura contó cómo "evolucionó su pareja". Laura Baez y Andrés Budani se conocieron cuando ella tenía 16 años y él 23. 

Fueron durante años parte de un grupo de amigos pero con el tiempo, él se separó y se pusieron de novios. Formaron una pareja "tradicional", se mudaron juntos y en 2005, por sugerencia de quienes les aseguraron que iba a facilitarles trámites vinculados a los hijos que planeaban tener, se casaron.

La pareja llevan juntos 20 años. 

"Hace casi 20 años que estamos juntos y nos adoramos, siempre tuvimos una relación muy buena. A diferencia de lo que he escuchado decir a otras parejas que abrieron sus relaciones, nosotros no necesitábamos tener otras parejas sexuales para 'salvar al matrimonio', ni nada por el estilo", dice Laura Baez (39) a Infobae.

 "A medida que fui adentrándome en el feminismo empecé a hacerme preguntas: '¿Yo soy un límite para la persona que amo?', ¿soy una cárcel? ¿nuestra relación le está impidiendo vivir otros vínculos que enriquecerían su vida? ¿Eso quiero ser?'", sigue.

Aseguran que los hijos tomaron bien la relación poliamorosa. 

Lo que se fortaleció con la militancia fue la idea de autonomía: "No respetar la autonomía del otro pareciera ser un símbolo de amor verdadero: 'Si lo amás de verdad no podrías tolerar que bese a otra persona'. Para nosotros amar no es ser posesivo, es otra cosa".

Hace cinco años entonces, cuando sus dos hijos más chicos todavía iban al jardín, Laura decidió abrir la pareja. 

La pareja hace dos años sumó nuevas personas a la pareja. 

La transición entre la relación monogámica y la poliamorosa fue "turbulenta": "Cuando pasás de la teoría a la práctica es muy movilizador", cuenta ella. "A mí me costó un montón, emocionalmente la pasé mal. Lo que te hace continuar es el compromiso ideológico que estábamos asumiendo", dijo Laura.

La familia está a favor del poliamor. 

Hoy Laura sigue casada con Andrés y, desde hace dos años, también está en pareja con Diego. Su marido está casado con ella y también sale con otra mujer: "No nos vemos tan seguido como Lau con su pareja pero sí, nos vemos y compartimos cosas, voy a su casa, me quedo, vemos películas".