Esperan que el aumento de presupuesto del Conicet "ayude a pagar la luz" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 24 May 2019Viernes, 24/05/19 atrás

El director del Instituto de Matemáticas Aplicada de San Luis (IMASL), Sergio Favier, y la vicedirectora del Instituto de Investigaciones Químicas (INTEQUI), Marcela Kurina, dijeron hoy que esperan que con el aumento de $1.000 millones anunciado en el presupuesto del Conicet "puedan pagar la luz" de institutos científicos y tecnológicos locales.

Los científicos afirmaron, en diálogo con Télam, que el sector transita un panorama "desolador" marcado por la "crisis presupuestaria, la paralización de instituciones emblemáticas, el deterioro institucional, la reducción del personal y la pérdida de objetivos".

Además, alertaron que el sistema de investigación argentino está "hoy en riesgo de desaparecer" e Indicaron que el presupuesto destinado al sector cayó a 0,256 por ciento del PBI en 2018 y que ese derrumbe "se agudizará en 2019".

Con datos y cuadros estadísticos indicaron que si el año pasado el estado Nacional hubiera invertido en ciencia y técnica la misma fracción del PBI que en 2015, tendría que haber sumado "18.000 millones de pesos al presupuesto destinado, que fue de 33.000 millones", con lo que "el ajuste" le quitó al CONICET "un presupuesto completo".

Hay un aumento de $1.000 millones anunciado en el presupuesto del Conicet.

Sobre la apertura el 3 de junio de la convocatoria del concurso a la Carrera del Investigador Científico 2019 para cubrir 450 cargos nuevos, los científicos aseguraron que los sucesivos cambios en el llamado a convocatoria provocaron "un retraso por lo menos de medio año" sobre una situación salarial "crítica".

Ver: Video: científica del Conicet fue a un programa para financiar su trabajo

En ese sentido, indicaron que los salarios de los científicos argentinos son "los peores de Latinoamérica", mientras que la remuneraciones de los becarios doctorales y post doctorales están por debajo de la línea de pobreza y no hacen "más que alentar el éxodo", al igual que el personal administrativo y técnico.

Los directores de los institutos advirtieron que "la fuga es muy sensible entre los becarios", porque son las nuevas generaciones de recursos humanos y es donde "se rompe el sistema".