Cornejo destacó que hay más presos en Mendoza - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 24 May 2019Viernes, 24/05/19 atrás

El gobernador Alfredo Cornejo inauguró ayer la Unidad Penal N° X, El Cerrito en San Rafael. La nueva unidad amplía en 150 plazas la capacidad carcelaria del sur provincial. Cornejo destacó que el número de presos se elevó porque "yano esperan condena en sus casas".

"Cuando asumí el gobierno había 3.700 presos y hoy hay 4.600, esas 900 personas más se explican por la nueva política de seguridad y persecución penal. Estas 900 personas han cometido delitos con el uso de armas y antes este tipo de delitos quedaban en libertad esperando la elevación a juicio en sus casas, hoy toda persona que comete un delito con arma queda detenida hasta la elevación a juicio y esto ha permitido que 900 personas más están esperando la condena en la cárcel. Esto ha bajado el número de homicidios siendo 5 cada 100 mil habitantes, respecto a los robos agravados han disminuido en un 45%", aseguró el mandatario.

A su vez, Cornejo explicó: "Estos nuevos detenidos que usaban armas son los que originaban en buena parte estas estadísticas malas que teníamos, además creemos que podemos seguir bajando estos indicadores si mantenemos este plan a rajatabla. El Estado debe tener mano firme respecto a los que portan armas, por eso queremos continuar con esta política y esto requiere mayor inversión carcelaria con mejores condiciones de detención, por eso implantamos la ley que obliga a trabajar y estudiar a los detenidos para acceder a beneficios y está funcionando, hoy más del 50% estudian o trabajan".

Menos violencia, más estudio

En referencia a las muertes que se producían dentro de los penales, el Gobernador aclaró: "Hoy bajó la violencia en el interior del sistema penitenciario, antes habían 6 muertes por año y hoy tuvimos una sola en los últimos dos años, queremos resolver el problema de fondo. Ya entregamos la primer parte de la Cárcel Federal haciendo espacio en San Felipe y Boulogne Sur Mer. En la cárcel de mujeres de El Borbollón también tenemos infraestructura nueva y eso muestra datos objetivos, duros y reales, está ganando el interés general de reducir delitos y tener mejores condiciones de resocialización dentro".

"Hemos logrado que los procesos sean más ágiles, antes el 66% de los presos estaba en proceso sin condena esperando entre 3 o 4 años, hoy con 900 personas más privadas de la libertad se ha invertido la cifra y más del 60% está condenado, eso es lo que generaba violencia. Una vez que la persona recibe la condena se concentra en tener beneficios para salir antes y recuperar la libertad, entonces trabaja o estudia", afirmó Cornejo.

Para finalizar, el jefe del ejecutivo provincial, comentó: "Tenemos que darles herramientas a la policía si queremos exigirles más prevención y en ese camino vamos. Estamos en un plan integral que requiere mayor calificación de nuestro recurso humano, estamos lejos del óptimo pero lo podemos lograr. Antes se hablaba mucho de los derechos humanos pero no se hacía nada por ellos. Nuestra gestión tiene palabra empeñada, con proyectos, realidades y acciones para mejorar el sistema penal, judicial y de seguridad para que los mendocinos tengamos paz social, y armonía".

Los detalles de la Unidad Penal X El Cerrito:

Esta unidad, alojará exclusivamente a internos primarios, es decir personas procesadas que ingresen por primera vez al sistema penitenciario. Allí, comenzarán a transitar un período de admisión y adaptación al régimen de aproximadamente entre 90 y 180 días, salvo que las autoridades sugieran, por recomendación expresa y fundamentada, un mayor tiempo de detención dentro de la Unidad.

La construcción de este nuevo espacio, surge con la necesidad de ampliar la cantidad de plazas en distintos puntos de la provincia para dar solución a la situación habitacional, y el crecimiento de la población carcelaria.

Es por este motivo que Mendoza , a través de la institución que nuclea las cárceles, se ha puesto al frente de este temática para impulsar, no sólo en el avance de obras de construcción y reacondicionamiento de complejos y unidades, sino también en cambiar el concepto y tratamiento de las personas que se encuentren alojadas en contextos de encierro, promocionando fundamentalmente la educación y el trabajo.