Denunciaron un "neuropsiquiátrico del horror" en Godoy Cruz - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 15 May 2019Miércoles, 15/05/19 atrás

 Ex empleados de un neuropsiquiátrico de Godoy Cruz denunciaron que pacientes comparten las mismas camas, hay problemas de maltrato hacia ellos, personas con discapacidades que son tomadas de los pelos y algunas dormían en el piso.

El lugar se llama "Oasis del Sol", ubicado en Renato Della Santa y Pablo Albarracín de Godoy Cruz. José, ex trabajador, dijo: "Imagínate cambiar pañales, que no hayan más y te digan que tenés que ponerles remeras. Si se paspaban me iban a culpar a mí, no al hogar".

"Hay gente que no tendría que estar ahí. Hay un límite de personas. A mí me hacían sacar dos camas, entonces llegaba inspección veía todo bien y se iba", agregó según Radio Nihuil y Diario Uno.

"El hogar tiene 22 personas y 17 camas, dormían dos paciente por cama, la gente más grande dormía en su cama y los otros se la rebuscaban, había una chica que dormía en el piso porque no tenía cama pero a la madre le decían que sí", contó.

Una cucaracha en la heladera.

Entre las anormalidades, expuso: "Nadie de los que trabaja ahí es enfermero. Hay un chico que estudió y es acompañante terapéutico, pero de ahí nadie más, ni yo. El año que trabajé nunca vi a la enfermera. No había personas de limpieza ni de cocina, todo lo hacíamos nosotros. Levantaba a uno, tenía que cambiar al otro, los tenía que bañar con baldes, no era con ducha".

Soledad, otra ex empleada, dijo que ella "llevaba seis chicos a la plaza por la mañana. Me dijeron que debía sacarlos porque venía la inspección. Entré a trabajar en invierno y hacía mucho frío".

"Cuando entré me quedé helada porque la encargada agarró de los pelos a una chica y la tiró al piso. Me dijo que no me asustara porque teníamos que defendernos de la reacción de los pacientes", agregó.

Una niña duerme en el piso.

Otro ex empleado, llamado Agustín, manifestó que "había una gran plaga de cucarachas que estaba en la comida. Las condiciones en las que vivían eran pésimas. No hablaba casi nunca con la dueña. Dejé de trabajar porque no me quería pagar. En dos meses de trabajo cobré $8.000 y estaba en negro".

La respuesta de la propietaria

Marcela Mela, la dueña del hogar, dijo estar en desacuerdo lo que han manifestado por "no es verdad" lo que expusieron.

"Sí tenemos agua caliente, las chicas asisten a los pacientes, el personal está preparado para atender porque ya llevan entre ocho y seis años trabajando conmigo. Nadie duerme en el piso, cada uno tiene su cama. Se puede venir a ver, pueden venir a verificar no hay ningún problema".

"Tenemos duchas y las sillas para personas con discapacidad. El hogar siempre fue impecable y no tenemos presencia de cucarachas, todos los meses hacemos la desinfección", contaron.

Suciedad y cucarachas junto a los alimentos.

Cuando le manifestaron que hay imágenes de las situaciones denunciadas, se defendió: "La chica que está tirada en el piso siempre se tira en el piso, no está durmiendo. Respecto a las dos personas que duermen en la misma cama pienso que esto ha sido preparado para acostar a esos dos chicos en la misma cama para después hacer esto porque se le debía un mes y medio de sueldo".

Mela dijo que tiene todos los papeles en orden, personal médico y reiteró que se puede ir "en cualquier momento y sin avisar" para ver cómo está el hogar.

Con respecto a la falta de pago a empleados, mencionó el caso de dos, a quienes "no se les ha cancelado, sólo les he pagado la mitad del mes de febrero porque no hemos estado cobrando de parte del Gobierno porque recién ahora se inicia la cadena de pago".