El trapito que fue clave en el juicio por Genaro Fortunato irá a la cárcel - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 14 May 2019Martes, 14/05/19 atrás

 La investigación del caso Genaro Fortunato tuvo un testigo que fue clave en la resolución del juicio. Ariel Oscar Aksenen fue el único testigo del momento en que Julieta Silva atropelló a su novio. Su declaración fue determinante en el caso y ahora irá a prisión, por otro caso.

Aksenen fue condenado a seis meses de prisión por tenencia ilegal de arma de fuego civil. Así lo determinó el juez Claudio Gil luego de que el cuidacoche fuera sorprendido con un arma de fuego en su poder, lo que habilitó al magistrado a ejecutar un proceso de flagrancia con inmediata resolución, según publicó Diario de San Rafael.

Julieta Silva.

En el juicio Aksenen declaró que presenció la pelea entre Silva y Fortunato, en la previa a la muerte del rugbier. Declaró que Genaro, después de discutir con Julieta, corrió a la par del Fiat Idea que conducía la joven, perdió el equilibrio y quedó tendido sobre calle El Chañaral, sin poder reponerse. Tras el retorno de la mujer, rememoró que le hizo señas para que se detuviera después de que arrolló al cuerpo de Fortunato y no antes, lo que favoreció -en la conclusión del debate- a la imputada.

Genaro Fortunato.

Foto: Diario San Rafael