El precandidato de Omar De Marchi en Guaymallén pisó el acelerador - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 14 May 2019Martes, 14/05/19 atrás

El precandidato del PRO en Guaymallén, Fabián Manzur, escribió una extensa carta para los vecinos del departamento de cara a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. 

El hombre de Omar De Marchi en las internas de Cambia Mendoza comenzó a caminar el departamento y a comunicar sus recorridos.

La carta de Manzur

Resulta inevitable contarles a los guaymallinos que mi postulación a intendente tiene como objetivo central considerar sus inquietudes y articular el cambio que la sociedad viene reclamando, consolidando lo bueno que se ha hecho pero interpretando mejor las necesidades de las personas.

Fabián Manzur visitando a una vecina.

Concibo a la política como un servicio. Tenemos un equipo y un plan. Y sabemos cómo implementarlo. Confiamos en la coalición. Por eso mi incondicional apoyo a la postulación de Omar De Marchi, no sólo como gobernador, sino como gestor.

Las coincidencias superan a los matices, y por eso el énfasis lo ponemos en aquellos Valores que son distintivos de nuestra sociedad.

Los proyectos que hemos diseñado son: CONCRETOS, FACTIBLES y de CONSENSO. Esto no nos distancia sino que nos acerca a la defensa de principio fundantes. Creemos en la importancia de la familia, de la educación y no sólo no negamos sino que nos amparamos en la fe, porque tal como dice el preámbulo de nuestra Constitución, entendemos que es Dios el inspirador de toda razón y la garantía absoluta de Justicia

"Nuestra Propuesta tiene una denominación: GPS. Porque será la guía para que los Vecinos y Contribuyentes, puedan MONITOREAR el cumplimiento de las promesas. GPS: Guaymallén Previsible y Seguro"

Uno de los aspectos menos eficiente de los últimos gobiernos ha sido la seguridad. Sabemos que las facultades de un Municipio en esta materia son limitadas, pero no imposibles. Precisamente vamos a desarrollar un Comando de Prevención Comunitario, en el cuál en vez de prohibir barreras y fomentar la posibilidad de la comisión de delitos, iremos trabajando barrio a barrio según las estadísticas y los tipos de problemas en ese lugar. Sabemos distinguir. No podemos abordar la conflictividad en algunos sectores que responden a situaciones sociales que vienen desde hace mucho tiempo, con el vandalismo ocasional que suelen padecer algunos sectores.

La tecnología ya existente, la vamos a poner a funcionar al 100%. Y esto no sólo en lo concerniente a la seguridad de los ciudadanos; de sus hogares y de las escuelas e instituciones, sino también a la seguridad vial, que es otro de los flagelos que poco se ha considerado.

La inseguridad también se manifiesta en la ausencia de una comunicación fiable. Lo hemos visto y padecemos los que transitamos por muchos distritos de Guaymallén.

Pretender llegar a destino, no puede significarnos ingresar en un endiablado laberinto. Y es lo que viene ocurriendo, inclusive en zonas lindantes a Hospitales, centros de salud y comisarías. Esto es porque se privilegia la cosa por sobre las personas. Claro que nos parece muy bien que se hagan obras, que se asfalte, que se coloquen cloacas o se reparen cañerías, pero no podemos hacerlo sin la PLANIFICACIÓN que requiere cualquier ciudadano, planificación que bien puede traducirse como RESPETO.

Consensuar es algo que a la política tradicional no le interesa, contrariamente a nosotros, que hemos tenido la oportunidad de conocer ambos lados del mostrador, como se dice vulgarmente. Y créame que no es ni incompatible ni imposible. Al contrario, la única posibilidad de prosperidad es sumando actores y no restando.

Vamos a dinamizar, potenciar y estimular a los Emprendimientos que surgen cotidianamente en Guaymallén, pero vamos a enfatizar sobre aquellos que ya vienen contribuyendo desde hace tiempo. Sin dudas que para obtener recursos y poder mejorar la ecuación de cobro de tasas por servicios a la propiedad, la imposición y la amenaza no son motores eficientes. Lo que digo no es desde la demagogia sino desde la experiencia.

La recaudación de la municipalidad de Luján, en la gestión de Omar, es significativamente mayor que la alcanzada en Guaymallén, y la paradoja es que en Guaymallén los comerciantes, los negocios tradicionales y los emprendimientos productivos, se ven afectados, porque se ha privilegiado a dos o tres grandes actores y a los que vienen (y venimos) aportando para que Guaymallén sea próspero y pujante, se le corta el camino. Se les impide realizar su actividad con normalidad.

A los habitantes de Guaymallén los asiste la razón cuando piensan y nos endilgan que los políticos sólo vienen a "romper". Y por eso nosotros apelamos a la profundización de un auténtico CAMBIO. Las disidencias por un escudo o un color, deben quedar para las discusiones de quienes ya tienen todo resuelto.

No es nuestro caso. El camino inverso es EDIFICAR. Y esto no sólo en las Obras planificadas de encarpetados, mejoras en la iluminación, eficiencia en la higiene y salubridad, también en lo social. De la misma manera que sabemos que la Seguridad es una responsabilidad compartida, pero que el Municipio es la institución más próxima y por eso debemos establecer respuestas, en lo social nos hemos propuesto activar toda la capacidad a veces ociosa que existe.

Tenemos en Guaymallén muchos clubes. Y no es sólo el fútbol. Lejos de fomentar "hinchas" lo que nos proponemos es incorporar e incluir a chicos y adolescentes a la práctica y capacitación diaria de distintas disciplinas.

"Al DEPORTE le asignamos un rol FUNDAMENTAL. Porque desde el deporte, así como desde la familia, se transmiten VALORES. Respeto. Solidaridad, pero también dos elementos en degradación: ESFUERZO y RESPETO"

Junto a los muchos clubes, conformaremos la ACG (Asociación de Clubes de Guaymallén) y en esto, la única competencia que pretendemos es desandar la inactividad y la INCOMPETENCIA que han tenido las gestiones para alentar a estas entidades de la comunidad, imprescindibles. No hablamos sólo de Argentino, Guaymallén, Murialdo Boca -de Bermejo- por sus historias en el fútbol profesional, ahora sumado el CEC, ni tampoco del prestigioso Club Alemán; hablamos además de esos clubes vecinales, barriales, que son escuela de comportamiento.

He escuchado a dirigentes que dicen "pero qué va a hacer si es un municipio, solamente". Ahí tal vez reside la principal diferencia. Yo he nacido, he crecido, me eduqué, formé mi hermosa familia (cinco hijos y ya una nieta) en Guaymallén, y pude hacerlo trabajando duro, en el sector privado. Y no escondo ni el orgullo por mi familia ni mi crecimiento como empresario. Sé lo difícil que es llegar a fin de mes y tener que pagar el 931 de la gente que colabora con uno. Y también tengo el honor de haber sido funcionario, y conozco las dificultades que en ocasiones presenta la burocracia, pero en ambos ámbitos, supimos atravesar las dificultades y logramos mejorar, eficientizar y prosperar.

Sabemos que la generación de recursos es el gran desafío. Desde la Comuna vamos a implementar Planes de Beneficios para comerciantes, productores, profesionales, y generaremos una ARTICULACIÓN para que quienes viven en Guaymallén cuenten con PRIORIDADES, ya sea para conseguir el Primer Empleo como para la concesión de servicios.

Alguien me decía que nuestro PLAN es muy ambicioso. Sí, lo confieso sin pudores. Y es ambicioso porque para construirlo han participado muchos profesionales. Me refiero a personas destacadas de la Educación; de la Salud; expertos en Seguridad, en Transporte; en Obras, pero el entusiasmo mayor es porque hemos notado (y aprendido) de los que viven, estudian, trabajan, transitan Guaymallén, que tienen ideas SENSATAS. Posibles. Sé que la época que nos toca transitar es compleja. Y que hay muchas personas decepcionadas, pero para revertir eso, no hay que claudicar y mucho menos, abandonar los principios y retroceder.

Hay que avanzar con la Convicción de que es posible, siempre que tengamos la IDEA clara, la honestidad suficiente, el compromiso necesario y la CAPACIDAD.

Vivir aprendiendo. Es una de mis consignas, que comparto con mi Señora, con mis hijos y con mis amigos. Sabemos que para aprender a hablar, primero, debemos tener la capacidad de escuchar, y para liderar esta gestión, vamos a poner el oído y el alma, pero también la cabeza y el cuerpo, porque tenemos la firme convicción de que vivir mejor es lo que merecemos.