Así justificó por qué asesinó a su esposo en Godoy Cruz - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 13 May 2019Lunes, 13/05/19 atrás

Un tribunal popular de Mendoza deberá decidir si Claudia Jaquelina Cortez (49), imputada por "homicidio agravado por el vínculo", es culpable o inocente de asesinar a su marino Carlos Ernesto Pelayes (48).

El asesinato ocurrió en junio de 2018 en una casa de calle México de Godoy Cruz, donde ambos vivían junto a sus tres hijos.   

La fiscalía cree que la mujer debe recibir prisión perpetua por el homicidio. Además, argumentan que escondió el cuchillo con el que realizó el asesinato, limpió el lugar y luego llamó al 911. En tanto, la defensa no discute la autoría de Cortez pero sostiene que se fue em legítima defensa porque sufría violencia de género.

La mujer contó que se defendió de un ataque.

En ese sentido, la mujer dio su testimonio en la primera jornada del tercer juicio por jurado en Mendoza y dijo: "Carlos llegó alcoholizado y drogado. Me despertó para tener relaciones pero le dije que no porque estaba acostado conmigo nuestro hijo de 6 años y me dolía mucho el pecho".  

Según informó el periodista Sebastián Salas en Diario Uno, Cortez dijo que su esposo la agarró del pelo, la tiró contra la pared, le tiró una jarra de vino e intentó violarla. Había un cuchillo en el lugar, "lo agarré con mi mano izquierda y me defendí. No había mucha luz y no pude ver dónde le di. Se empezó a ir para atrás y se agarraba el pecho. Creí que le había dado un infarto".

"Creí que le había dado un infarto", dijo.

Sobre la limpieza de los pisos, argumentó que "no había sangre. Había agua en el piso porque él orinaba en un tacho de 20 litros que tenía en la pieza. Es una costumbre que había adquirido en la cárcel".  

"No lo denunciaba porque él tenía antecedentes y si lo hacía iba a ir a la cárcel. Mis hijos me pedían que no fuera preso. Yo lo amaba, pero te vas metiendo en ese mundo y te vas sometiendo de a poco", reconoció, al tiempo que dijo que los abusos eran constantes y que tiene cáncer de mama por los golpes recibidos por Pelayes.

Fotos: Prensa Poder Judicial Mendoza