Cersei Lannister: ¿villana o monarca empoderada? - La Trenza - Mendoza Post
Sábado 4 May 2019Sábado, 04/05/19 atrás
porConstanza Terranova
Periodista

Cersei Lannister es uno de los personajes que más ha crecido a lo largo de las siete temporadas y media de Game Of Thrones. En el inicio de la historia es presentada como la esposa del rey, hija de un hombre poderoso y madre del heredero del Trono de Hierro.

Al principio la vemos humillada y relegada en un lugar socialmente asignado a las mujeres del Medioevo. Su esposo la engaña abiertamente y es blanco del maltrato de su padre, hijo y hermano menor. Sin embargo, en cuanto la trama avanza unos capítulos descubrimos que Cersei no es la reina sumisa y obediente que todos creen.

El Rey Robert, esposo de Cersei, siempre la despreció y aceptó abiertamente que su corazón perteneció siempre a Lyanna Stark.

Sin abandonar su rol, la reina hace los arreglos necesarios para enviudar y deshacerse de quién pueda cuestionarla. Su objetivo es proteger a sus hijos y mantener su relación incestuosa con su hermano. En pos de mantener su lugar, asesina y complota en contra de quien sea necesario.

Leer también: Sansa Stark: de niña mimada a Lady de Winterfell

Cersei es responsable de la mayoría de los eventos desencadenantes de la trama de Canción de Hielo y Fuego: ella participa del "accidente" que deja paralítico a Bran Stark, ordena el exilio de Barristan Selmy y el encarcelamiento a Ned Stark, que terminaría en su decapitación.

"Cuando juegas el juego de tronos ganas o mueres" le advirtió la Reina a Ned Stark antes de ser traicionado y decapitado por ordenes de Joffrey.

La actual Reina de Westeros da cuenta de sus habilidades como estratega y política en cuanto se encarga de eliminar todas las amenazas al Trono de Hierro. Es ella quien auspicia la infame Red Wedding donde el Rey en el Norte, Rob Stark junto con su madre, esposa, hijo no nacido y gran parte de sus tropas, perecen. En cuanto los Starks dejan de ser una amenaza, la leona continua por el Sur: descanse en paz, Oberyn Martell.

"El Poder es el poder."

Más allá de su posición de poder, los hombres de su vida siempre intentaron dominarla. Pero Cersei ha sobrevivido a todos y cada uno de ellos: Robert, un pésimo marido, Joffrey, un hijo violento e impredecible y Tywin, un padre que pretendía casarla cual "yegua de cría" mientras todavía era fértil.

"Yo escuche y aprendí"  es una frase que Cersei hace en referencia a las estrategias para gobernar que aprendió de su padre Tywin Lannister.

A la hora de jugar sucio, la Reina entiende a la perfección como se juega el Juego de Tronos. Atenta a las enseñanzas que su padre impartía a sus hermanos varones, ella tomo nota y aplicó todos sus conocimientos para gobernar. Sin embargo, el amor por sus hijos y su hermano Jaime, representan su mayor debilidad. Tras la muerte de Joffrey y Myrcella, más de una vez actuó de forma impulsiva y sin medir consecuencias.

"Todo aquel que no sea nosotros, es nuestro enemigo"

La explosión del Septo de Baelor fue una obra maestra a nivel narrativo, visual y estratégico a la hora de deshacerse de una religión que intervenía en sus planes y una nuera que tenía cada vez más influencia en el Rey Tommen. Sin embargo, fue la causa del suicidio de este y el detonante de su versión más oscura.

Leer también: Arya, de niña irreverente a peligrosa asesina

Cersei, no tiene nada que perder en la última temporada. Sin hijos que proteger y traicionada por su amante y hermano Jaime; pone todas sus fichas para hacer caer a todos y cada uno de sus enemigos. Está claro, no le interesa la "amenaza mayor" - los recientemente derrotados White walkers - ella quiere el Trono de Hierro.

"Las historias que escuchamos cuando éramos niños, son reales. Que los monstruos se maten entre ellos. Mientras pelean en el Norte, recuperaremos lo que es nuestro. Y luego reinamos."

A horas del cuarto episodio de la última temporada de la serie que ha mantenido en vilo a millones de espectadores durante años, Cersei Lannister parece ser la monarca más capacitada para ocupar el trono. Aunque el team Stark -Targaryen está listo para reclamarlo a lomo de dragones, llegan con un ejercito menguado y estrategas cuestionables. ¿Será el momento de Cersei? ¿El trono se gana en batalla o jugando?