Alertan por el desfase de la jubilación y el precio de los remedios - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 27 Abr 2019Sábado, 27/04/19 atrás

Según las proyecciones de INDEC, para el año 2019 serán 6.983.377 los habitantes de nuestro país mayores de 60 años. Representan el 15,5% de la población. Un estudio de CEPA (Centro de Economía Política de Argentina), alerta sobre la imposibilidad cada vez mayor que tienen los jubilados para adquirir medicamentos.

La jubilación mínima en abril de 2019 asciende a $10.410, lo que implica un aumento de 172% entre mayo de 2015 y la actualidad (abril 2019), mientras que la inflación de los medicamentos en el mismo periodo alcanzó 266%.

"Pero más grave aún es el aumento de medicamentos esenciales utilizados para enfermedades cardiovasculares que han visto un ascenso sideral como el Sintrom con un aumento de precio de 600%", especifica el informe.

Se suma el hecho de que PAMI modificó la Resolución 005 dejando de entregar la medicación crónica gratuita a los 2 millones de afiliados y para acceder a la misma exige cumplir una serie de requisitos que, según CEPA son "demasiado restrictivos".

Evolución de la jubilación mínima

La reforma previsional de diciembre del año 2017 tuvo un fuerte impacto en la evolución de los haberes jubilatorios y del conjunto del sistema previsional.

En el año 2018 y lo que va del 2019, la situación fue particularmente negativa para los adultos mayores. El aumento de la jubilación mínima después de la reforma previsional fue sólo de 28,4% (comparando el periodo ene18/ene19). En contraste, la inflación acumulada de 2018 alcanzó el 47,6%.

Según el CEPA el poder adquisitivo de la jubilación mínima se retrajo 18,5% en la comparación entre el promedio del poder adquisitivo de 2015 y el medido en marzo de 2019, es decir, la pérdida representa $1.925 mensuales aproximadamente, considerando la jubilación mínima de $10.410 en marzo de 2019.

Las proyecciones del gobierno nacional para 2019 plantean recuperación del poder adquisitivo, pero ello se encuentra condicionado a que la inflación del primer semestre de 2019 sea menor a la del segundo semestre de 2018 y que la inflación del segundo semestre de 2019 resulte menor a la inflación del primer semestre de 2019.

Los datos del primer trimestre de 2019, combinados con la inestabilidad cambiaria, muestran niveles de inflación que abren interrogantes respecto de las posibilidades de un aumento real de las jubilaciones en 2019: se estima que la inflación para el primer trimestre orillara el 11%, mientras que las jubilaciones aumentaron en marzo 11,85%, diluyéndose la recuperación del poder adquisitivo imaginada.