Golpeó a su ex pareja, la asfixió, creyó que la había matado y confesó - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 24 Abr 2019 28 días atrás

Una joven sanjuanina vivió un verdadero infierno. Su ex pareja la golpeó tanto que creyó que la había matado. Para tomar alguna dimensión de la paliza, le pegó tanto que llamó a la policía y confesó el crimen. Pero no lo fue porque la chica no murió.

Candela Castro tiene 19 años y es la víctima de esta condenable historia ocurrida en la localidad de Sarmiento. 

La joven tiene un bebé de 10 meses cuyo padre es Javier Sosa, de 24 años. Ella,  luego de haber estado al borde de la muerte víctima de la violencia del padre de su hijo, contó: "Siempre estuvo loco, no me dejaba hacer nada, ni ir a la salita a buscar la leche, tampoco que vaya a mi mamá", según publicó Diario de Cuyo.

Asi quedó Candela. (Foto Diario de Cuyo)

La pareja se separó hace dos meses y tuvo que tomar medidas para que Javier no se le acercara. El maltrato, según ella, no solo era físico, también económico y verbal. "No le pasaba plata a mi hijo, no le compraba ropa, nada", relató con tristeza.

Ver: Un hombre condenado por femicidio intentó ahorcar a una mujer

Sosa le envió un mensaje a Candela en la noche de este martes diciéndole que tenía un regalo para el bebé. Entonces le pidió que fuese a la casa de la madre de ella. 

Eran las 22.30 y Javier estaba esperándola en la vereda de la vivienda de su ex suegra. Candela al llegar, fue manoteada por Sosa quien la introdujo en una casa abandonada que está al lado.

Primero le pidió tener relaciones, ella se negó y "se volvió loco". Candela contó que empezó a insultarla y a recriminarle unas fotos que subió a Facebook con un chico.

Ver: Condenaron a la madre de Florencia Di Marco a 18 años de prisión

Y el nivel de violencia escaló: "Me agarró del cuello hasta desmayarme", apuntó la joven. Cree que se despertó unas dos horas después, caminó como pudo a su casa y le contó lo sucedido a su mamá. Cuando se miró al espejo, se dio cuenta que una vez en el piso la había golpeado en el rostro y el resto del cuerpo.

Sosa creyó que la había asesinado, llamó a la policía y se entregó. Actualmente está detenido en un calabozo de la Seccional 8va, de Sarmiento. A la espera de lo que resuelva la Justicia; mientras que Castro se recupera de las lesiones en una cama del Hospital Ventura Lloveras.

Ver: Una mujer con su bebé en brazos filmó a su ex pareja agrediéndola