Especialista explicó en Mendoza cómo Israel superó la crisis del agua - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 25 Mar 2019 28 días atrás

Al igual que Mendoza, Israel tiene grandes problemas con el agua. Es un país que, como se sabe, está enclavado en una región mayormente desértica.

En ese contexto, Moshe Garazi, miembro de la poderosa Autoridad del Agua, estuvo en Mendoza explicando cómo logró superar el desafío ese país.

Según reveló a diario Ámbito fue la Ley del Agua de 1959 la que marcó un antes y un después. "La norma dijo que los recursos hídricos son públicos, no son del dueño de la tierra o de una propiedad".

Garazi estuvo en Mendoza

"Hasta 2001 el que manejaba el agua en las ciudades israelíes era la municipalidad, pero entonces el Parlamento obligó a pasar las atribuciones a compañías profesionales, con directorios autónomos para decidir los proyectos que hay que hacer", recordó Garazi.

Así, con la gestión del agua en manos de profesionales, los ciudadanos empezaron a pagar por metro cúbico consumido y los ingresos comenzaron a fluir hacia las compañías. "De esa manera no se desvían los ingresos a otras actividades. La plata del agua queda para el agua, aunque la municipalidad considere que con ese dinero deberían hacerse un jardín o una calle", explicó a Ámbito.

La Autoridad, independiente del gobierno, posee un consejo en el que también participan representantes de los ministerios y del pueblo. Allí se deciden en un plan anual todos los temas vinculados con el agua, incluso los estándares del servicio y las tarifas de la agricultura, la industria y el uso doméstico.

Otro punto fuerte en la historia fue la reforma tarifaria de 2010, que estableció que el sector ya no dependería del Presupuesto oficial. Desde entontes, si es necesario hacer obras o construir una planta de tratamiento la inversión se cubre con las tarifas. Eso derivó en un alza inicial de los precios, aunque "en los últimos tres años la tarifa bajó un 25 por ciento". Para llegar a ese objetivo, las compañías se centraron en disminuir las pérdidas en el servicio.