Susana Trimarco: apenas la punta del iceberg de un caso escandaloso - Mendoza Post
Jueves 21 Mar 2019Jueves, 21/03/19 atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción

En estas horas, el titular del Juzgado Federal número 1 de Tucumán, Daniel Bejas, busca por aire y por tierra a Susana Trimaco.

No es antojadizo: el magistrado intenta que la mujer explique qué hizo con los 5,6 millones de pesos que el kirchnerismo le entregó para la construcción de un jardín de infantes en esa misma provincia.

La obra nunca se hizo y el dinero no aparece. Ergo, alguien debe alguna explicación.

Trimarco es reticente a dar definiciones. Asegura que nunca fue notificada y que vive en la provincia de Córdoba, aunque no precisa el lugar exacto donde reside

Trimarco no aparece

La explicación es pueril, toda vez que el pedido del juez viene siendo motorizado por el fiscal Federal Carlos Brito hace más de ocho meses y la solicitud del magistrado ha sido publicada por los principales medios de comunicación del país.

Dicho sea de paso, sería bueno que la mujer explicara por qué en lugar de aclarar el destino de esos millones, prefirió recusar al juez Bejas. ¿Acaso esperaba que la causa la manejara un juzgado más amigable, porque no tiene manera de explicar nada?

Este caso es solo la punta del iceberg, emblema de algo que es mucho más voluminoso... y escandaloso.

Entretanto se sustancia la causa de marras, otros expedientes, en este caso administrativos, intentan que Trimarco explique qué hizo con otras tantas partidas de dinero que le "bajó" el kirchnerato.

Trimarco SA, el libro que destapó el escándalo de los $ 5,6 millones

La mujer ha intentado justificar esa plata a través de comprobantes de gastos personales: tickets de peluquería, perfumería, incluso compras en heladerías Grido. Los documentos fueron rechazados, como era de esperar. ¿Qué tiene que ver todo ello con su proclamada lucha contra la trata de personas?

Y entonces aparece el tópico más incómodo, el de la militancia. Porque la entrega de dinero que Cristina le facilitó a Trimarco ha sido directamente proporcional a su militancia.

En el año 2009, a través de su fundación -María de los Ángeles- recibió $318.946,22; en 2010 le bajaron un total de $448.102,31 y en 2011, una suma similar al año anterior, $499.274. Esos fondos aumentaron en 2012 a $1.200.000. Fue cuando empezó a mostrarse alineada al kirchnerismo, como en la siguiente fotografía.

Cuanto más alineada, más fondos

En 2013 el Estado Nacional subió ese monto a $4.005.620. En 2014, recibió $9.250.000 y en 2015, cuando Trimarco decidió acompañar a Daniel Scioli en su campaña, Cristina le giró la friolera de $23.330.348.

A ello deben sumarse los fondos que la mujer recibe de diferentes provincias, como Buenos Aires, Tucumán, Córdoba y, en su momento, Mendoza.

Es una verdadera fortuna, que le permitió pasar de la extrema pobreza -en 2002 no tenía siquiera calefón en su casa- a ser millonaria, con guardaespaldas, choferes, camionetas 4x4 y mucho más.

Pero nada es gratis, y Trimarco deberá explicar qué hizo con toda la plata que le dieron oportunamente. Es imposible para ella. ¿Cómo confesar que ha llegado a inventar rescates de chicas supuestamente secuestradas para que le bajen ese dinero?

La fundación de Trimarco en Tucumán

Un botón de muestra: solo en La Rioja, la mujer jura que salvó a 40 mujeres. Sin embargo, no existe una sola actuación policial ni tampoco ningún expediente judicial que lo confirme. Tampoco Trimarco acepta entregar el listado de chicas que habría "liberado".

Es una trama espesa, que arranca con una mentira primordial e involucra a su propia hija. Pero ello es parte de otro culebrón, que ya se contará en detalle.