Un militar relató las "atrocidades" cometidas en las prisiones de Venezuela - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 21 Mar 2019Jueves, 21/03/19 atrás

Un oficial que prestó servicios en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) de Venezuela denunció que en la sede central de ese organismo, donde están detenidos decenas de militares sospechados de conspirar contra el régimen chavista o de disentir con él, se cometen "atrocidades inhumanas".

"Hay prisioneros durmiendo en el piso, haciendo necesidades en una botella, prisioneros a los que no se les brinda de manera inmediata el servicio médico y prisioneros siendo torturados", aseguró el teniente de la Aviación, Ronald Dugarte.

El joven oficial expuso la situación en la Dgcim durante la presentación de un informe sobre crímenes de lesa humanidad ante la Organización de Estados Americanos (OEA), donde mostró un video que fue profusamente reproducido por medios venezolanos y en redes sociales.

"Este hombre que vemos es (el coronel Jhonny) Mejías Laya; él duró de esa forma 30 días, atado con las manos hacia atrás y vendado totalmente", explicó, según el diario caraqueño El Nacional.

En el video también aparece el capitán Juan Caguaripano negándose a desayunar porque no le practicaron exámenes para determinar su estado de salud tras haber orinado sangre, agregó el periódico. Dugarte también citó el caso del general Miguel Rodríguez Torres, hombre fuerte de los servicios de inteligencia durante el gobierno de Hugo Chávez y primer ministro de Interior y Justicia del presidente Nicolás Maduro.

"La condición del general Rodríguez Torres es desfavorable, está muy grave; suele ser atendido semanalmente por fisioterapeutas porque fue operado del hombro izquierdo" pero "las circunstancias en que se encuentra su celda no permiten que evolucione su condición médica", añadió.

El denunciante afirmó que desempeñó "varios cargos" mientras estuvo destinado en la Dgcim, entre ellos el de "custodio" de la División de Investigaciones, "mejor conocida como El Calabozo, donde permanecen los presos políticos".