Vendimia para todxs: inclusión o mero entretenimiento - La Trenza - Mendoza Post
Domingo 17 Mar 2019Domingo, 17/03/19 atrás

El espectáculo comenzó pasada la medianoche con Moria Casán como anfitriona y un breve monólogo de sus frases célebres que dio paso a la conducción de Lizy Tagliani. Un show cargado de PNT (publicidad no tradicional) que cortaba el ambiente permanentemente.

El hilo conductor de la fiesta fue la historia de Leonardo Da Vinci, artista, pintor e inventor italiano autor de la Gioconda y de la última cena quien tenía una relación con su alumno Salai y Franchesco Melzi.

¿Por qué vendimia?

La Vendimia Gay nació como un show privado que parodiaba a la Vendimia Provincial pero hoy es una fiesta que no tiene ningún tipo de vínculo con Mendoza. No se habla de la cosecha ni del vino como industria o como consumo. ¿Qué pasa con los homosexuales en la vitivinicultura y en las actividades de productivas? ¿No existen o están invisivilizados?

La vendimia para todes proclama una inclusión pero solo para quienes pueden pagarla. Con una entrada inicial de 500 pesos -sin tragos-, un estacionamiento en la calle de 100 pesos y 200 en la playa privada, una lata de cerveza a 100 pesos, un vaso chico de fernet a 160 como lo más accesible.

Binarismo y heterosexualidad

La principal y única conexión con la Fiesta de la Vendimia tradicional fue la elección de Reina y Rey con sus respectivos virreina y virrey. Dentro de cada categoría se puede presentar toda persona que se identifique como mujer (reina) o como hombre (rey) sean cis (cuando coincide tu sexo biológico con tu identidad sexual) o trans.

¿Pero qué pasa cuando son elegides? La nueva Reina Coni Farriello y el Rey Gonzalo Romano son presentades como la tradicional pareja binaria femenino/masculino mostrando una pareja de representantes binaria y simbólicamente heterosexual.

Se genera así una confusión entre la identidad de género que es la auto percepción de un individuo en cuanto a su propio género y la orientación sexual que es la atracción por las personas de acuerdo a su sexo.

Entretenimiento vs identidad de género

Por primera vez los drag queen (artistas o cantantes masculinos que actúan vestidos con atuendos socializados como femeninos) podían ser candidatos pero en la categoría de Reina. ¿Esto no banaliza de alguna manera los avances realizados por las personas trans quienes se identifican con un género diferente a su sexo biológico y no lo hacen por simple diversión?

Alejada de los reclamos del colectivo LGTBIQ+

Consignas claves de la lucha del colectivo estaban ausentes o pasadas por alto. Desde lo experimental como que no habían baños sin género sino separados en hombre y mujer; hasta lo discursivo con el uso de la "x" en lugar de la "e" que incluye a hombres, mujeres y trans. Al usar la "x" y no poder pronunciarse se termina reutilizando la "o" e invisibilizando a mujeres y trans. El hashtag mientras tanto seguía siendo #vendimiaparatodos.

Además es conocida la lucha por la inclusión de personas trans en todos los espacios laborales y la dificultad o persecución que sufren tanto elles como las personas homosexuales. Sin embargo los principales músicos contratados: Johana Quinteros y Maxi Trusso son abiertamente heterosexuales. ¿No hay acaso artistas dentro del mismo colectivo para darles trabajo y reconocimiento?

Queda la sensación de que la Vendimia para Todes no tiene intenciones de romper los esquemas tradicionales, conservadores y heteronormativos de la vendimia y de la sociedad en sí. Sino que solo realiza una adaptación en la que extiende la cosificación hacia lo masculino y perpetúa el decoro femenino.

Es un evento clave y necesario de la comunidad LGTBIQ+ que está perdiendo fuerza y desdibujándose entre intereses comerciales y empresarios. De allí la importancia de una actualización y escucha activa hacia las personas que representan. Para que permanecer a veces hay que romper con todo.