El gesto de Michetti, el viaje cuyano que no fue y otros chimentos políticos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 3 Mar 2019Domingo, 03/03/19 atrás

Supermilitante PRO

La furibunda irrupción de la dirigente Joana Picetti en medio de la Asamblea Legislativa descolocó a todos en el recinto de la Cámara baja, en especial al presidente Mauricio Macri que fue interrumpido en un tramo de su discurso por los gritos de la catamarqueña.

El episodio de Picetti, quien sorteó todos los controles y llevó su protesta al Congreso por haber sido impedida de asumir su banca en Diputados por una denuncia judicial en su contra, dejó al desnudo la fragilidad del operativo de seguridad.

Atenta a esa situación de desborde, la diputada del PRO Cornelia Schmidt-Liermann se puso el traje de supermilitante cuando, sobre el final del discurso de Macri, se paró delante de dónde estaba ubicada Picetti para evitar que esta última pudiera acercarse aún más al presidente para increparlo.

Se puede confundir

Durante el discurso del presidente Mauricio Macri en la apertura de la Asamblea Legislativa 2019, a la vicepresidenta Gabriela Michetti se la vio haciendo un gesto que se puede confundir.

En un momento de la exposición, la funcionaria comenzó a hablar con uno de sus ayudantes y le hizo una seña con los dedos en "V", que seguramente se refería al número dos, pero que también es uno de los símbolos históricos del peronismo.

La imagen fue registrada por algunos de los periodistas gráficos que estaban cubriendo el acto, al igual que la de la diputada Elisa Carrió durmiendo en su banca o la de varios legisladores hablando por el chat del celular mientras el jefe de Estado daba su discurso.

Sin apretón de manos

El lunes pasado el presidente Mauricio Macri encabezó junto a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal un acto para inaugurar obras hidráulicas en la localidad de Roque Pérez.

Tamaña fue su sorpresa cuando en medio de los saludos protocolares a las autoridades locales allí presentes, el intendente interino de Roque Pérez, José Luis Horna, de extracción ultra K, le retiró el saludo al mandatario.

No es la primera vez que, como se dice coloquialmente, "lo dejan pagando" a Macri: en 2013, siendo jefe de Gobierno porteño, un fiscal de mesa kirchnerista también le había negado el saludo al líder del PRO.

Faltó estudiar

El Ministerio de Seguridad emitió hace unos días un comunicado en el que relataba cómo se detuvo a un profesor de música que está acusado de violar a una alumna en el 2007.

Una de las cosas que llamó la atención en el texto fue que, según pudo detectar la policía, el presunto agresor sexual realizó "un viaje a la ciudad de Merlo, en San Juan, para visitar a un familiar".

Seguramente quienes redactaron el comunicado quisieron referirse a la provincia de San Luis, ya que no existe ninguna ciudad sanjuanina con ese nombre. ¿O habrán querido referirse al partido bonaerense?