La Justicia refutó al celador de Murialdo y dio pruebas en su contra - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 19 Feb 2019Martes, 19/02/19 atrás

La semana pasada, el celador Alejandro Salas Romero relató su versión y se desligó completamente de la acusación en su contra por violar a una nena de 4 años en el Colegio Leonardo Murialdo en 2018.

Salas Romero, imputado por abuso sexual simple y quien está con prisión preventiva luego de pasar seis meses en la cárcel de Boulogne Sur Mer, dijo en declaraciones en el programa Te digo lo que Pienso, que conduce Ricardo Montacuto por Radio Nihuil, que "en el colegio nunca pasó nada" y que es una "denuncia totalmente falsa, todo está comprobado por las cámaras de seguridad".

Si bien admitió que consume pornografía "como cualquier persona", dijo que su celular no está en condiciones para ver más de 4.000 páginas y menos en horario de trabajo.

También afirmó que "nunca estuve en el interior del jardincito y a mí siempre las cámaras me toman en el patio de juegos, en los dos patios que tiene nivel inicial".

El Colegio Leonardo Murialdo.

Este martes, el Ministerio Público Fiscal (MFP) aclaró que hubo "informaciones inexactas que no se condicen con las constancias y elementos probatorios incorporados".

Entre las cosas que informaron, está: "En relación a la versión defensiva que refiere 'que esto no paso en el colegio, investiguen a la familia' debe aclarase que el MPF no descartó ninguna hipótesis en los inicios de la investigación, sin perjuicio de lo cual se direccionó partiendo del primigenio relato de la víctima que aseveró haber sufrido una agresión sexual en el interior del Colegio Murialdo".

Explicaron que "esa hipótesis de partida se fue consolidando durante estos seis meses de investigación y existen elementos objetivos legalmente incorporados que permiten sostenerla con un alto grado de probabilidad afirmativa".  

Ver: El celador acusado de abuso: "Miro porno como cualquiera"

En este sentido, detallaron que:

- "El relato de la niña víctima de autos ha sido persistente en el tiempo. En todas las instancias periciales ha sostenido que el hecho ocurrió en el interior del establecimiento educativo, manteniendo este relato frente a todos los profesionales que han abordado su situación, pudiendo concluir los peritos oficiales que el relato de la niña no presenta contradicciones internas en lo sustancial... describiendo un hecho verosímil; que respecto del relato de lo hechos investigados en estos autos la niña no presentó elementos fabulatorios... aportando detalles espontáneos y exentos de influencias externas.

- "El registro practicado en el establecimiento educativo, inmediatamente después de acaecido el hecho investigado, con las tareas practicadas por el Cuerpo de Canes, resultó fundamental para fortalecer esta hipótesis delictiva, toda vez que el 'can' especializado de esta división marcó con precisión el presunto lugar de ocurrencia del hecho, situándolo en un lugar específico de uno de los baños del jardín de infantes".  

- "La existencia de abuso de antigua data, que el imputado atribuye al ámbito intrafamiliar, también quedó prácticamente descartado a partir de los resultados del examen físico practicado a la niña y la explicación que del mismo hiciera la perito oficial, toda vez que determinó que las lesiones que presentó eran de origen reciente, compatible con una agresión sexual, descartando la existencia de lesiones de antigua data que dieran cuenta de un abuso crónico y anterior".  

Las pruebas manifiestan que el abuso fue en un baño. / Imagen ilustrativa.

El Ministerio aclaró que "no son sólo las cámaras de seguridad las que han comprometido la situación procesal del imputado Salas Romero, aunque este elemento es el que lo posiciona a escasos metros del baño donde ocurriera el hecho delictuoso, y al cual tuvo la posibilidad de acceder sin ser visto por terceras personas".

"Debe destacarse, también, que la medida llevada adelante por el personal de la División Canes arrojó como resultado que después de marcar el 'can' especializado el presunto lugar del hecho, trabajara en el sector de lockers donde guardan sus pertenencias personal de mantenimiento de la institución, marcando el animal referido el locker donde guardaba sus pertenencias el sindicado", agregaron.

"Por último, si bien la niña no ha efectuado en todo el proceso pericial descripción alguna de la cara de su agresor, sí pudo describir características morfológicas muy particulares que se condicen con el imputado Salas Romero", manifestaron.

Sobre las páginas pornográficas, precisaron: "Ha mencionado el imputado la imposibilidad de que en su teléfono celular hubiera visitas a páginas pornográficas. Al respecto debe aclararse que la extracción de datos del teléfono celular que tenía Salas Romero al momento de la detención se materializó a través del sistema UFED con efectiva intervención y control de la Defensa Técnica del sindicado, y el análisis que hiciera de dicha información División Delitos Tecnológicos, permitió concluir que tiene visitas a más de cuatro mil (4000) enlaces, en su mayor parte de índole sexual, pudiendo observarse que el día 02/08/2018 (día de los hechos investigados) a la hora 12.06 PM, se ingresó a una página de índole sexual denominada "Colegialas" y desde allí a un video particular titulado "Colegiala dejándose follar por un profesor", pudiendo incluso verificarse que muchas de las visitas a este tipo de páginas se concretaban en horario de prestación de servicio en el establecimiento educativo".

El celador estuvo seis meses en Boulogne Sur Mer.

"Ha señalado el imputado, que daría cuenta que los abusos se habrían iniciado en el mes de mayo pasado, se aclara que la Defensa Técnica ha acompañado a la causa cuatro fotografías de posibles dibujos realizados por la niña en el ámbito escolar (Colegio Murialdo) según refieren los docentes de la institución aproximadamente en el mes de mayo y dichas fotografías de dibujos han sido exhibidas a dos profesionales particulares de salud mental, quienes sin conocer a la menor, sin tener la certeza que la fotografías se corresponden con dibujos que habría realizado la misma, en pleno desconocimiento del contexto en que fueron realizados estos presuntos dibujos, la consigna que debió seguir, los materiales con que contaba para realizar los mismos, han afirmado que existen indicadores de un potencial historial de abuso y/o maltrato", dijeron.

"Este elemento probatorio no es una pericia, sino un mero informe defensista, no habiendo surgido de las pericias oficiales practicadas en el marco de la investigación tanto por los profesionales de la justicia como los peritos de control (de la defensa) ningún indicio de abuso crónico o de antigua data.", puntualizaron.

Además, a los medios de comunicación les pidió retiro de la web y/o pixelado de las fotografías existentes, y que en adelante todo medio periodístico se abstenga de publicar imágenes del celador "cuya divulgación pudieran derivar en un serio perjuicio para la investigación".