Post: Agencia NPDomingo 10 Feb 2019 10 días atrás

El programa de estabilidad cambiaria y financiera tuvo un comienzo "exitoso" pero persisten las dudas sobre su sostenibilidad más allá de corto plazo, debido a la existencia de problemas de actividad económica, fiscales y sociales que obligan a ser cautelosos en las inversiones, aseguró Quantum Finanzas.

El análisis de la consultora destacó las marcadas diferencias de en la Argentina en particular y los mercados emergentes en general de la situación financiera en 2018 y en el primer tramo de 2019, con retrocesos en el primer caso y una recuperación en lo que va del año en curso.

"El año pasado enfrentamos una creciente volatilidad en los precios de activos financieros, incluyendo movimientos superiores en cotizaciones de monedas", remarcó, al tiempo que contrarrestó ese comportamiento con el de 2019, un año que "arrancó con una fuerza inesperada para la mayoría", al amparo del "cambio en discurso y enfoque monetario de la Reserva Federal".

Quantum aseguró que "la reciente fuerte recuperación de los activos argentinos" en realidad solo son "una corrección menor frente a las caídas sufridas el año pasado".

"Si uno se guiase sólo por los indicadores fundamentales, Argentina sigue estando más castigada que los comparables y se ven posibilidades de una mejora adicional, aunque no tan importante", agregó.

No obstante, hay otros elementos que "generan serias limitaciones y volatilidad dentro de esta tendencia", entre los que se incluyen "las lecturas políticas y los posicionamientos de los portafolios de los fondos de inversión, quienes mantendrían tenencias de exposición al país por encima los niveles considerados ?normales'", sostuvo.

Por esa razón, la consultora dirigida por el ex secretario de Finanzas, Daniel Marx, advirtió que "la exposición a riesgo argentino sigue siendo relativamente elevada", en la medida que "aún no se respondieron los principales interrogantes" en el ámbito local y el internacional.

Al respecto, señaló que el frente externo "no termina de disipar incertidumbre financieros y geopolíticas" en tanto en Brasil se "va perdiendo el impulso reformista inicial".

Por otra parte, el escenario local está "muy influenciado por el proceso electoral y un programa de estabilización exitoso en el arranque - en el aspecto cambiario- pero con dudas relacionadas a su sostenibilidad".

Esas dudas se basan en "los efectos de un menor nivel de actividad, principalmente sobre aspectos fiscales -ingresos y cumplimiento de metas- y sociales".

En consecuencia, Quantum aconsejó a los potenciales inversores que "a la hora de armar portafolios, la cautela debería ser el principal driver en un contexto tan abierto como el mencionado".